¿Tu ex pagará por todo el daño que te hizo?

17 mayo 2014

vengarte de tu ex karma daño corazon

Yo tampoco creía en el karma hasta que conocí a Laura

Normalmente el término karma era algo que no solía usar mucho. Antes lo reemplazaba por “coincidencia justiciera”, lo cual, para mí, era un término más realista. Pero a medida que viajaba más y conocía a personas nuevas, me daba cuenta de que “esas coincidencias” eran más frecuentes de lo que imaginaba. Ya no podían ser solo coincidencias. Había algo más en ellas. Tal es la anécdota que viví con una lectora llamada Laura cuando estaba en Colombia y pasé por donde ella vivía: una pequeña ciudad que recibía muy poco turismo, excepto si se quería visitar las afueras que era donde había mucha belleza natural.

Yo pasé por allí a modo de descanso antes de emprender un largo viaje a Ecuador en bus (para luego llegar hasta el norte de Perú, donde me esperaba mi vuelo a Lima). Por suerte Laura me ayudó a encontrar un cómodo y barato hospedaje a pesar de que apenas habíamos tenido contacto de un par de semanas atrás a través del facebook y de que también estaba en exámenes finales de la universidad. Me sentí afortunado de tener a alguien que me pudiese mostrar la ciudad. A juzgar por la expresión en su mirada, ella estaba tan alegre de tenerme como yo de ella. Si necesitaba mi ayuda para su caso en particular se la daría con todo gusto.

El día que llegué me dio la dirección de su casa y me invitó a almorzar con sus hermanas, de las cuales una de ellas ya me había leído y pudimos compartir una breve pero agradable conversación. Luego cuando empezamos a hablar solo Laura y yo, y me confesó detalles de cómo finalizó su relación para luego darle mi punto de vista. Tanto ella y yo llegamos a la conclusión de que podía estar con la consciencia tranquila porque siempre dio lo mejor de sí y su ex simplemente no la supo valorar. Además poco a poco se daba cuenta de que era una bendición de que ese tipo le terminase yéndose con otra chica porque él tenía rasgos en su personalidad de las que intuíamos que serían de un hombre maltratador y machista. Él, estando con la otra, seguía contactando a Laura diciéndole que aún la amaba pero de forma infantil e irracional no dejaba de culparla a ella de que la relación terminara. Su falta de hombría al admitir sus errores y el creerse dueño tanto de ella como de la otra eran razones más que suficientes para alegrarse de no tener a alguien en su vida. (De hecho, Laura era una de las mujeres más encantadoras que había conocido en este viaje y deduje que este tipo lo sabía perfectamente; pero por alguna estúpida razón, en vez de una, ambicionaba tener a dos).

No contaría esta historia de no ser por lo que ocurrió después. Laura tenía que entregar o recibir unos trabajos de la universidad en la casa de una compañera. Me dijo que me llevaría en moto hasta allá y yo todo emocionado acepté acompañarla para también conocer la ciudad. Ya en camino, ella quería ir por una avenida poco transitada ya que la hora en que salimos era hora punta, pero justamente daba la casualidad de que estaba cerrada por mantenimiento. No nos quedaba otra: Teníamos que ir por la avenida principal. (Mientras el semáforo estaba en rojo, yo estaba pensando en tomar fotos a las calles, pero iba a ser difícil sacar mi cámara estando yo sentado atrás ya que en cualquier momento Laura iba a avanzar y tenía que sujetarme bien del asiento).

Cuando el semáforo cambió a verde, Laura me había dicho sorprendida que su ex había estado mirándonos. Por un momento creí que ella intencionalmente me había llevado hasta esa parte, pero luego recordé que era inevitable. Pensé que Laura iba a molestarse consigo misma, pero más la noté preocupada. En eso, entre vientos fuertes que soplaban mi rosto, ella dijo en voz alta: “Él (mi ex) estaba sonriendo hablando con alguien cuando, de pronto, se dio cuenta de que yo estaba allí. Al principio tenía una cara de sorprendido pero al notar que estabas tú conmigo su rostro cambió, como si estuviese asustado“. Empecé a reírme de la situación. Era evidente que su ex creyó que yo estaba involucrado sentimentalmente con ella o de que, como mínimo, estábamos saliendo.

Antes de que ella pudiese decir algo, yo dije en tono eufórico: “No puedo creerlo. Después de todo lo que tu ex te ha hecho, él está recibiendo un poco de su propia medicina. Habrá pensado: ¿Tan rápido se ha olvidado de mí? ¡Ahora eres tú la que puede cantar victoria!“. Laura también empezó a reírse mientras conducía la moto rumbo a la casa de su compañera. Rato después yo seguía burlándome de la situación.

Hubo una fuerza extraña que actuó a pesar de no ser conscientes de ello. Tal vez era “coincidencia” o tal vez lo que comúnmente conocemos como “karma”; eso daba igual, sea cual sea la palabra con la que se describiera este hecho fortuito pero oportuno, no podíamos negar de que estaba allí presente. Ella no buscaba ir a ese lugar para que su ex nos viera. Yo tampoco le di esa idea. Simplemente las cosas se alinearon en el momento preciso. Si la compañera no hubiese llamado a determinada hora, si la avenida no hubiese estado cerrada ese día, si yo hubiese llegado a la ciudad un día después, o incluso si Laura no se hubiese contactado conmigo un par de semanas antes cuando estaba en su país, tal vez jamás habría escrito esta divertida anécdota.

~~~

A veces nos frustra el hecho que esa persona que tanto nos hizo daño, aparentemente la está pasando mucho mejor que nosotros ahora que nos ha terminado; y más cuando descubrimos que ya tiene a alguien con quien estar (una nueva pareja, una amante testaruda o quizás más de una persona); mientras que, por otro lado, nosotros estamos padeciendo, en solitario, el camino más difícil. Es así cuando rogamos que el karma actúe sobre el ex creyendo que su castigo debería ocurrir como un acto trascendental o un proceso directo e inmediato. Hay veces en que la prontitud del acontecimiento puede estremecernos y brindarnos cierto tipo de desquite personal; pero la realidad es que en la mayoría de veces el karma actúa en forma misteriosa e imperceptible. Además, muy para tu disgusto, puede que tarde mucho tiempo en suceder.

Pero aun así no te fíes de las apariencias. La gente, en especial la desdichada, suele trabajar mucho para demostrar que está bien cuando bajo su piel aún sigue sin poder eliminar su desgracia interna. Asimismo, puede que tu frustración se base en el hecho de que no haya ningún tipo de justicia divina que recaiga sobre tu ex para que se sienta peor que tú. Sin embargo, basta con que tan solo tu ex sea incapaz de controlar su envidia al ver que te está yendo bien sin él o ella y ya es suficiente karma que le cayó por lo que una vez te hizo dentro o fuera de la relación.

Entiende: Desear que sufra por todo lo que te hizo es como tomar veneno y esperar que él o ella se muera. Puede que no pague hasta dentro de muchos años cuando ya sea una persona anciana y tenga que pasar el resto de su vida solitaria en una pensión donde nadie lo visitará (excepto si es por compromiso u obligación). En caso de que tuvieras la plena seguridad de que, en el peor de los casos, este será su destino final, ¿por qué amargarse la vida? Sabes que su condena está esperándole, por tanto despréndete de aquello que la vida y su sabiduría kármica saben hacer mejor que nadie y enfócate totalmente en ti mismo. Esto es lo que a tu ex más le va a doler.

Esto fue lo que sucedió mientras estaba con Laura. Además, con o sin mí, igual iba su ex iba a tener que afrontar el hecho de que ella ya pronto estaría con una nueva pareja. Golpe bajo para su inflado y territorial ego, a pesar de que no lo buscaba. La vida simplemente se encargó de balancear las cosas.

PD: Al final del día, por la noche, pude tomar una foto del tour que tuve en la moto mientras Laura conducía. ¡Esta fue la mejor foto que obtuve! (¡Sé que estás leyendo este artículo, Laura! ¡Gracias por todo!)

IMG_5622

Espero que este artículo te haya aclarado algunas dudas que tengas sobre tu caso personal y puedas dejar ir esos sentimientos de buscar venganza indirecta por parte del karma. No pierdas tiempo ni energías pensando en cómo hacer para que tu ex la pase mal, en vez de ello enfócate en recuperarte y salir adelante. Mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” es una guía que te ayudará en el proceso. Si deseas más info sobre este libro, HAZ CLICK AQUÍ.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Te terminaron? Un motivo más para renovarse

10 mayo 2014

cambiar renovarse ruptura amorosa decepcion olvidar ex

A menudo hay personas que son las mismas de siempre. No se renuevan, no cambian, no se adaptan. No tienen prisa por nada. Pueden estar durante años con las mismas creencias, apenas varían la ropa de su closet, frecuentan el mismo círculo social de siempre y se aferran a la misma rutina laboral que les estresa, pero hasta cuando le terminan por lo aburrido o aburrida que es, recién se da cuenta de que tenía que haber hecho cambios en su vida para evitar que le dejaran.

Es cierto que pudiste prevenir este hecho, pero no podemos hacer nada para regresar en el tiempo. Por tanto tu principal trabajo a partir de ahora será utilizar el impulso que provoca la decepción amorosa para renovarte, para salir de tu zona de confort, para probar y vivir cosas que nunca antes te habías atrevido por estar en una “linda y monótona” relación.

A veces la vida te envía este tipo de experiencias un poco dolorosas para que reacciones, para que entiendas que debes mantenerte en constante movimiento. Es como si te dijese: “¡Cambia (para bien) y renuévate ya! ¡Porque de lo contrario las demás parejas también te terminarán por el mismo motivo!“. Lo que pasó ahora en tu relación, de todas maneras iba a tener que pasar en algún momento en el futuro. Solo era cuestión de tiempo hasta que estallase. No obstante, es un buen momento para hacer esos cambios que tanto necesitas.

Tienes a tu disposición muchas herramientas, libros, audios incluso personas que podrían ser un soporte en estos momentos difíciles. Así que en vez de ser una tragedia en tu vida, tómatelo como un reto y ese reto será que en menos de un año serás una persona totalmente renovada e irreconocible a comparación de cómo te dejó tu ex.

Lo importante es que ese año cambies más para ti que para impresionar a las demás personas (en especial a tu ex). Ese año debe ser el peor de tu vida y, a la vez, el mejor porque pudiste demostrarte a ti mismo que, a pesar de la dificultad del asunto, pudiste salir adelante.

Este año demuéstrate que las victorias llegan después de haber sudado durante mucho tiempo. Que las lágrimas se secan para que luego las sonrisas sean mucho más genuinas. Que el viaje que tanto temías realizar, ahora es posible porque ya no hay nada ni nadie quien te lo impide hacer. Es momento de que pienses más en ti y te despreocupes de lo que pudiste haber para mejorar la relación. A veces, simplemente lo que sucedió, sucedió. Lo pasado, pasado. Y lo que vendrá dependerá exclusivamente de ti. Si no haces nada al respecto y te quedas llorando por lo que pudiste haber hecho, luego también lamentarás haber llorado más de la cuenta y no haber actuado a tiempo.

La vida es un ciclo que pareciese nunca terminar. Todo lo que sucede ahora tiende a terminar ya sea bueno o malo. El invierno que vives en tu interior, quieras o no quieras, tendrá que terminar, solo no pongas resistencia. Deja que la tristeza salga como debe salir y que lo demás entre como debe de entrar.

Hay personas que les gusta hacerse mil veces la misma pregunta y si se la responde, suelen hacerse más preguntas que al final terminan hriéndoles más. Ten cuidado de preguntarte tanto “Por qué, POR QUÉ”… En vez de ello pregúntate algo como: “Qué puedo hacer ahora para mejorar mi autoestima”, “En qué manera puedo motivarme cada vez que me levante a trabajar”, “A quiénes debo acudir para un buen consejo y actuar para que este dolor se pase”, “Cómo hago para que la tentación de llamar a mi ex se vaya disminuyendo”. Estas preguntas son mucho más productivas que simplemente preguntarte: ¿Por qué?

RECUERDA que aun cuando te veas tentado(a) a echar la culpa a la otra persona de tu desdicha personal, sigue dependiendo exclusivamente de ti. Por más que llores diciendo que esa persona te hizo miles de promesas que no ha cumplido, sigue dependiendo de ti el tomar la decisión de salir adelante. Por más que hayas podido dejar a esa persona sabiendo que no te quería, sigue dependiendo de ti a partir de ahora cómo decidas afrontar este momento difícil.

Aun si este artículo fuese el mejor del mundo para ayudarte a superar lo de tu ex, puede no servir de nada si tú no te propones cambiar.

Si te han dejado, entonces cambia. Renuévate. Lo mejor que puedes hacer para vengarte de tu ex es que con el tiempo se dé cuenta de que perdió a alguien que valía la pena tener al lado. Y si en realidad fue una bendición que terminaras con tu ex porque la relación era una pesadilla, con el tiempo podrás disfrutar de una libertad que nunca antes podías gozar. Quizás ahora por alguna inexplicable razón tengas la ridícula necesidad de volver con quien no te conviene, pero en cuanto lo superas, en cuanto recobras el amor propio, en cuanto te mires al espejo y realmente te guste lo que estés viendo, naturalmente tendrás deseos de alejarte de lo que no te hace bien. No necesitarás técnicas ni soporte extra, simplemente te alejas de lo que no encaja, de lo que no da para más. Es una experiencia mágica por la que vale la pena trabajar día tras día.

Espero que esta reflexión te haya motivado a seguir con tu proceso de recuperación. Recuerda que para seguir trabajando en ti mismo(a), te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Aquí podrás encontrar una guía PASO a PASO que te ayudará a salir adelante tras una ruptura amorosa. Tu problema tiene solución. Y la única persona que te puede ayudar a mejorar tu situación eres tú mismo(a). Si dejas que el tiempo pase porque “sanará las heridas”, tal vez demore mucho más de lo que imaginas. Es mejor tomar acción y ser uno mismo el que cure las heridas. Seguramente se curarán mucho más pronto de lo que fue con otras personas. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO DEL LIBRO.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Cómo dejar de insistir por un mal amor del pasado

7 mayo 2014

como dejar de insistir agobiar molestar a un ex amor del pasado

Cuando persistimos en algo que nos aportará felicidad, el tiempo y el esfuerzo que le dedicamos a ese fin no solamente nos beneficiará emocionalmente sino que en el proceso nos sentiremos muy contentos de estar haciéndolo. Pero hay veces en que insistimos tanto en lograr un objetivo que olvidamos disfrutar el proceso. Tal es el caso de las personas que aun, a pesar de la aparente incompatibilidad de sus vidas, insisten una y otra vez en un mal amor del pasado.

No tendría nada de malo si es que ese amor del pasado también estuviese empeñoso de llevar adelante la relación, pero el problema surje cuando se complica por cualquier cosa. Al final ambas personas están tan enganchadas el uno al otro que les es difícil separarse definitivamente.

Este tipo de personas no han aprendido a dejar atrás aquellas cosas del pasado. No solamente en sus relaciones son así, sino también en muchas áreas de sus vidas. Pueden tener el mismo trabajo que tanto detestan a pesar de soñar con hacer algo propio. Pueden seguir viendo a los mismos amigos que apenas les caen bien teniendo el deseo de conocer personas más interesantes. Puede seguir viviendo en la misma ciudad de siempre a pesar de haber tenido la oportunidad de irse al extranjero a probar suerte o simplemente conocer otra forma de vida. En todo momento se aferran al pasado, a lo ya conocido, a lo cómodo, a lo que ya son expertos y realizan casi inconscientemente.

Es por eso que, por lo general, en sus relaciones también tienen el mismo problema.

Para como dejar de insistir por un amor del pasado que ya no funciona bajo ningún tipo de circunstancia, debes cambiar esa creencia conformista y tradicional. (Incluso puede que inclusive de tanto hacer lo que no te gusta estalles de hastío y todo empiece a cambiar en tu vida de forma radical. Si es así, genial.)

Sabes que puedes encontrar y relacionarte con una nueva pareja pero son tus creencias limitantes las que te hacen volver con tu ex. ¿Cuáles son esas creencias? Tal vez sea algo como: “El primer amor es el verdadero amor“. Quizás sea mejor acomodar esa creencia fatalista y deplorable. Me gusta cómo lo dice Antoine de Saint-Exupery: “Al primer amor se le quiere más, a los otros se le quiere mejor“. Este cambio de creencia te puede ayudar a despegarte de los amores pasados que ya no pueden prevalecer y estar abierto a nuevas posibilidades.

Otra creencia errónea y conformista que tal vez puedas tener es: “Me arrepentiré toda mi vida si no lucho por ti hasta el final”. Nuevamente, tenemos que hacer un pequeño arreglo a esta creencia: Sí, puede que te arrepientas, por tanto debes dar lo mejor de ti; pero siempre y cuando sea algo que te sea humanamente posible realizar. Hay veces en que ese “llegar hasta el final”, requiere que tengas superpoderes y complazcan a un eternamente insatisfecho y perfeccionista. ¿Vale la pena todo el esfuerzo si esa persona al final jamás se sentirá contenta por lo que haces ya que en vez de resaltar lo bueno, te criticará por lo que aún no has logrado? A veces es una bendición que una relación de ese tipo haya tenido una ruptura abrupta e inesperada ya que así te obliga a dejar de insistir.

Incluso es mejor cuando te han dejado por otra persona (aunque apena saber que la otra persona tal vez sufra lo mismo que tú), aun cuando te sientes ofendido ya que siempre creías que eras alguien especial o la única en su vida; pero esta amarga experiencia te enseña una valiosa lección de humildad: No siempre serás el/la Número 1 de alguien para toda su vida. Duele verlo de esa manera pero es la manera más madura y precisa de sobrellevarlo.

Para dejar de insistir por un amor del pasado tienes que repasar tus creencias, aquellas que tal vez te hagan regresar con quien tú ya sabes que no es para ti. De ser así escríbelas para que seas más conscientes de ellas y puedas cambiar, modificar o acomodarlas a las circunstancias. Ya te di dos ejemplos, ahora es momento de que tú hagas el resto del trabajo.

Si deseas ahondar en este tema y seguir con tu proceso de recuperación, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. En este libro encontrarás una guía PASO a PASO para eliminar todo tipo de creencias erróneas que te hacen sufrir una y otra vez por alguien que ya es parte de tu pasado.

Si deseas saber más info sobre este libro, te recomiendo HACER CLICK AQUÍ.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Por qué es más difícil olvidar tu ex en la era de las Redes Sociales?

8 abril 2014

olvidar ex amor redes sociales facebook whatsapp

Hace unos días me robaron mi celular mientras paseaba por las calles de una nueva ciudad que estaba conociendo. Por suerte no me robaron nada más porque también tenía mi cámara digital que es el objeto material que más adoro ya que la fotografía es una de mis grandes pasiones. Ahora me he dado cuenta de cómo he podido estar ya una semana sin ella a pesar de estar en un país extranjero, pudiendo tener igual contacto con mis seres queridos y amigos que están a miles de kilómetros de distancia. Lo que sí es jodido es no saber qué hora es, pero curiosamente eso me obliga a preguntar a la gente de la calle la hora o simplemente no estoy tan pendiente de ello por lo que disfruto más de lo que visito.

Tenía un whatsapp que apenas utilizaba y aunque la gran mayoría de personas la tienen para chatear a través de este medio, me he visto obligado a recurrir a las llamadas a través de teléfonos públicos y locutorios. Al menos, por estos lugares sí que es frecuente encontrarlos en todos lados.

Con esta poca “conectividad” en parte he podido disfrutar más del presente que en otros viajes y también me ha surgido una reflexión muy interesante acerca de la tecnología sobre qué tanto ayuda en los problemas emocionales que podríamos tener con respecto a olvidar un amor.

La era actual de la información puede significar un gran avance para la sociedad. Muchas cosas empiezan a facilitarnos gracias al internet y, en específico, las redes sociales puesto que el celular o Smartphone está cada vez ganando más y más usuarios. Sin embargo, todo esto tiene una cara opuesta de la moneda: Estamos tan “conectados” los unos a los otros que olvidamos conectarnos con lo que realmente importa, la conexión con la vida misma.

¿Y cómo podría esto influir o afectar en nuestro proceso de recuperación? Todo esto considerando el tiempo de uso de estas tecnologías. Por ejemplo:

Te han roto el corazón hace poco y lo que haces es encerrarte en tu cuarto y durante toda una semana te pones a ver películas tristes a través de tu reproductor Blu-ray o DVD y tu televisor o tu laptop. En un principio, puede que una semana de películas te ayuden a desahogarte muy bien; pero si los utilizas en exceso (más de una semana o más del tiempo límite que te has impuesto) cada vez te vas aislando del mundo, lo cual generará otro mal. Interiormente estás dejando que una depresión germine y eche raíces cada vez más fuertes.

Puede que necesites alejarte de alguien que no te conviene, sin embargo, no haces nada para despejar tu mente. No dejas de revisar tu Whatsapp. Y puede que bajo la negatividad de tus emociones (comprensible tras una ruptura), seas propenso a ser más infeliz al creer erróneamente que la vida de las demás personas están miles de veces mejor que la tuya. Ver cómo tus amigos publican lo “felices” que son al lado de sus parejas, puede incrementar tu sensación de tristeza ahora que estás soltero(a) otra vez.

Sin embargo, esto SOLO sucede cuando pasamos tanto tiempo conectados que dejamos que nuestra vida pase mes tras mes, año tras año.

Por ello hay que entender a los dos tipos de usuarios en las redes sociales. Los usuarios activos y los pasivos. Esto quiere decir que si eres un usuario activo, normalmente entrarás a una red social como Facebook para postear algo tuyo o al Whatsapp para chatear inmediatamente con alguien que encontrarás a la hora indicada. Por otro lado, los usuarios pasivos, son los que mayormente están a la merced de la información que puede haber en las redes sociales.

Un usuario activo tiene vida propia y llena de pasatiempos que le gustan y le dan mayor placer que estar “conectado”. El poco tiempo que emplea a las redes, lo hace para publicar algo suyo y para comunicarse inmediatamente con quienes realmente quiere. La red social es un medio para llegar a las demás personas.

Un usuario pasivo por lo general gran parte de su tiempo de ocio entra a las redes sociales para “ver qué hay”. Normalmente no tiene nada definido al momento de conectarse. Espera que tal vez se pueda conectar con alguien y que esta persona le entretenga, aunque normalmente quiere enterarse de lo que le sucede a las demás personas.

Es fácil ser un usuario pasivo cuando no tenemos nada definido en la vida. Es fácil cuando siempre nos dejamos llevar por la corriente. Es fácil cuando no hemos reflexionado acerca de lo que realmente queremos. Y lo peor de todo es que cada vez más personas se están convirtiendo en este tipo de usuarios (aunque inclusivo los activos, de vez en cuando han tenido sus momentos pasivos).

Ahora, imagínate que esa red social que tanto podría ayudarte a llegar a otras personas, con el tiempo solo sirve para enterarte de lo que les pasa, por el simple hecho de tenerlo tan a mano a través de tu móvil. Cada vez los fines de semana prefieres estar chateando con tus “amigos” en vez de salir a divertirte en la vida real. Y cuando se trata de olvidar a tu ex, cuando más necesitas despejar tu mente, te resignas a la inapetencia de salidas y ves qué publica tu ex (“Por si sigue pensando en ti“)o los “amigos” que constantemente te lo hacen recordar.

Hay otro grave problema que surge al ser un usuario pasivo: Estás consumiendo constantemente tanta información que probablemente olvides algo muy importante que viste o leíste al comenzar el día.

Por ejemplo viste una reflexión mía a través de mi fan page “Rolandox”, una frase como: “Dejas de extrañar el pasado cuando te emociona lo que vendrá en el futuro”. Esta frase te iluminó y por un momento te da una clave para salir adelante. Surge en ti qué cosas puedes hacer para que te emocione lo que vendrá en tu vida con el pasar del tiempo. Hay una intención de ACCIÓN. Pero al final del día no haces nada porque ya has visto más de 20 frases de otras páginas (muchas de ellas contradictorias al mensaje que leíste de mi página como por ejemplo: “No puedo dejar de extrañar tus besos”). Puede que te hayas enterado de 4 grandes chismes que mantuvieron ocupada tu mente. O puede que hayas leído 5 noticias horribles a través de las grandes páginas de prensa “seria” que ahora sales a la calle con una sensación de inseguridad cada vez mayor. Incluso, terminando de leer este artículo, a la semana siguiente puede que apenas recuerdes una frase y sigas tu vida como si prácticamente nunca lo hubiese leído.

Con tanta información se produce la “INACTIVIDAD” (comúnmente llamado flojera o desgano). Son tantos estímulos que apenas tienes la capacidad de reflexionar con una de estas que mejorarían tu vida si de verdad las pusieras en práctica.

Ese es el verdadero problema con la tecnología cuando se trata de superar una ruptura. Necesitas utilizarlas en dosis pequeñas. No puedes abusar de ellas porque al final te convertirán en un usuario pasivo. Un usuario que deja pasar la vida. Un usuario muy fácilmente manipulable que gasta su dinero de forma impulsiva en cosas que erróneamente le harán sentir mejor.

Justamente hace poco vi un vídeo que compartió un querido amigo lector que tuve la oportunidad de conocer en persona. Este vídeo trata de cómo, parajódicamente, la red social que nos hace creer que estamos en mayor contacto, en realidad nos está aislando más del mundo. Me quedo con la frase que dice al final: “Si no somos capaces de estar solos, entonces lo único que aprenderemos será a ser solitarios”.

Curiosamente, ahora parece que cada vez a las personas les pega más fuerte el mal de amores. Cuando te termina tu pareja, no es que en ese momento te encuentras, en realidad descubres que YA estabas solo. Las nuevas tecnologías parecían darte un lugar cómodo en donde estar cuando solo te obsesionabas con tu ex. Todos tus amigos en realidad se reducen a una cantidad de números de 3 o 4 cifras como si fuesen figuritas de colección. Cada vez te haces más tímido.  Cada vez se te hace más difícil conectar a nivel emocional con otras personas. Por ello, crees erróneamente que ya no podrás conectar con nadie más así como lo hacías con tu ex.

Hace mucho tiempo en mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” escribí en un fragmento cómo es que en realidad todos podemos tener una conexión tan profunda con una persona que recién conocemos. Yo lo he sentido cuando antes salía seguido con unos amigos a conocer chicas en plena calle. Era una experiencia muy divertida que recuerdo con mucho cariño pero no todos lo han podido experimentar. Se me hacía muy difícil demostrar esto hasta que hace poco apareció un vídeo que tiene este mismo mensaje y prácticamente dio la vuelta al mundo. Seguramente ya lo has visto. Si no es así, aquí te dejo con el vídeo para que descubras por ti mismo el mensaje que te quiero transmitir:

He investigado lo que hay detrás del vídeo y, obviamente como habrás notado, la mayoría de las personas que aparecen en este vídeo son actores. Es cierto que todos cumplen con atractivo del gusto común como para no negarse al beso entre ellos. Es cierto que, de forma indirecta, han promocionado la ropa que vestían varios de los participantes. También es cierto que una de las mujeres es la autora de la canción de fondo. Pero hay una verdad que en ningún lugar ni en ningún momento se ha negado: Realmente nadie se conocía previamente. No obstante, luego de besarse, terminan como si llevasen meses de haberse conocido y de haber compartido experiencias en común.

He visto ese vídeo más de 5 veces y te puedo asegurar que las sonrisas, las miradas y los gestos son muy genuinas. Casi no se requieren de actores para que se expresen de esa manera. En unos se les ven como niños felices, en otros ya se les nota mayor intensidad sexual.

Yo compartí este vídeo en mi fan page esperando que tal vez alguna persona reaccionara mal porque iba a pensar que estaba promoviendo la promiscuidad, que “en estos tiempos ya cualquiera se enamora” (en el sentido de que el amor ya se está tratando con muy poca seriedad). Pero no hubo ni uno. Me alegra porque tengo lectores que no están con esa clase de pensamiento arcaico. Más bien hubo un comentario que me encantó muchísimo: “El amor es mucho más cercano de lo que imaginamos“.

Posiblemente este aislamiento producido por las redes sociales ya nos hacen creer que es muy difícil conectar con alguien. Nos hacen creer que el amor es una experiencia que se vive con una persona pre-destinada, que si la perdemos estamos condenados a pasar el resto de nuestras vidas sufriendo por lo que se fue.

Abre los ojos y haz que tu vida suceda fuera de esa caja rectangular o de ese aparato llamado smartphone. Más que estar “conectado”, necesitas estar en contacto contigo mismo, con la vida y con las demás personas de forma cercana. Conviértete en un usuario activo. Sé de esas personas que se virtualmente se conectan poco y que acceden a las redes sociales para publicar los pequeños progresos en su vida (y no utilizándolas como una manera de desahogar su frustración hacia su ex). Utilízalas sabia y productivamente para seguir en contacto con alguien en específico porque sabes que te ayudará a mantenerte siempre firme en tu decisión de salir adelante y olvidar a tu ex. Sigue unas cuántas páginas o mira unas cuántas publicaciones al día y reflexiona sobre un pensamiento que te ha impactado por la mañana. Haz que esa reflexión se convierta en una acción que cambie tu día y así haces eso todos los días. Ahora te vas dando cuenta de que con el pasar del tiempo se te hace más fácil olvidar a tu ex porque estás conectándote contigo mismo(a), estás conectándote con la vida misma. Y esto te va volviendo más independiente. No necesitas la tecnología para entretenerte. La vida misma ya es flujo constante de alegrías y diversiones.

Además, seguramente en uno de estos días, mientras viajas por el transporte público, en vez de estar pegado todo el recorrido a los mensajes que te llegan al Whatsapp, estás leyendo algo que te levanta el ánimo. Puede que al estar sin tu celular, como mujer, no des la apariencia de inalcanzable por el tipo que se sentó a tu lado y esto le anime a hablarte. O puede que, como hombre, al no estar pendiente de las nuevas notificaciones del facebook o whatsapp, te das cuenta que a tu lado hay una maravillosa oportunidad de conectar con alguien que podría llegar a ser alguien importante en un futuro no muy lejano. No esperes a que te roben el celular para recién disfrutar estar sin ella.

~~~

Espero que mi visión te ayude a comprender un poco mejor de por qué se te hace difícil olvidar a tu ex en los tipos de las redes sociales. Si te gustó este artículo, ten por seguro que mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” te será un buen complemento para que salgas adelante tras una ruptura amorosa. Este libro se vende en formato digital PDF por lo que también podrás leerlo en tu smartphone, en tu tablet o en tu computadora inmediatamente después de haberlo comprado.

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE ESTE LIBRO, HAZ CLICK AQUÍ.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox

ebook 7 pasos para olvidar un amor


¿Qué significa soñar con tu ex?

26 marzo 2014

que significa soñar con tu ex novio

A menudo pensamos que los sueños tienen algún tipo de significado, que hay ciertas predicciones que resolver o que nos advierten sobre algo que nos está por ocurrir. Todos estos son conjeturas, pero sí se puede deducir por qué has soñado con algo en específico.

Por ejemplo, si has tenido un sueño que parecía ser una predicción de algo que te ocurrió ese mismo día era porque en realidad tu inconsciente había visto muchas señales días anteriores, tanto así que, mientras dormías, resolvía el caso de forma silenciosa hasta predecir algo que iba a ocurrir en tu futuro inmediato. Nuestra mente es tan poderosa y trabaja de forma misteriosa cuando dormimos que todo esto demuestra el maravilloso fruto de la naturaleza y de millones de años de evolución.

Ahora, ¿qué significa soñar con tu ex, con alguien a quien has querido durante mucho tiempo?

Si acabas de terminar con tu ex hace poco, es normal que sueñes con esa persona. Tu cerebro, lo que hace cada noche, es almacenar los recuerdos que tienes, combinándolo de alguna u otra manera con otros recuerdos e información que tuvo a través de tus cinco sentidos. Esto quiere decir que cada vez que intentes recordar (o se te vengan los recuerdos) de tu ex, no serán exactamente a como lo fueron de verdad. Esos recuerdos están teñidos de otros matices, como estar contaminados por miedo, por esperanzas o alguna emoción de desprecio y traición. Puedes, de forma inconsciente, idealizarla de forma exagerada o darle un toque más malévolo de lo que ya era.

NUNCA recordarás algo con la misma precisión con la que se vivió debido a esa forma de almacenamiento mientras duermes cada noche. Esto es, hasta el momento, lo que se sabe sobre los sueños.

Pero, a su vez, también hay otra cosa que te va a interesar y que, probablemente, ya lo sepas. Los sueños revelan el grado de interés que uno siente hacia la persona. Es más común soñar con una persona que hemos querido en vez de una que nos dé igual.

Por tanto, si acabas de terminar una relación que has querido es bastante normal y comprensible que los sueños de tu ex sean frecuentes. Probablemente esto no te guste porque los sueños revelan tus verdaderos deseos de regresar a pesar de todo lo que había ocurrido. Te gustaría que tu realidad fuese igual a tus sueños. Pero debes aprender a aceptar lo que te sucede de tal manera que tu cerebro inconsciente empiece también a asimilar esa nueva realidad y ya no esté jugando con tus emociones mientras duermes.

En definitiva, si trabajas seriamente en tu proceso de recuperación poco a poco tu mente dejará de jugar con los sueños de tu ex con mucha carga emocional.

Es cierto que ese sueño refleja lo mucho que todavía quieres a tu ex, pero si la realidad te dice que ya no hay nada por hacer por esa relación, si ya hiciste todo lo posible para que todo saliese bien y no fue así; no queda otra que empezar a aceptar que es momento de pasar página.

¿Y qué significa si sueñas con tu ex pareja luego de muchos años de haber terminado? Lo único que se sabe es que la mente inconsciente trata siempre de mantener activas las neuronas que no se utilizan hace mucho tiempo. Por ejemplo si de verdad lo has superado, si ya estás con una nueva pareja, digamos que ya en un matrimonio, y sueñas con tu ex de hace 10 años, solamente es tu mente la que está soplando el polvo que se está acumulando en ese recuerdo.

Espero que te haya ayudado a resolver la interrogante de saber qué significa soñar con tu ex. No le estés dando un significado trascendental o dándole mucha vuelta al asunto. Todo esto es más sencillo de lo que imaginas. Obvio que es un proceso que incomoda y atormenta al principio, pero es parte de lo que casi todo el mundo afronta cuando termina con su pareja. Así que está en ti decidir salir adelante para que tus sueños poco a poco se acomoden conforme tu realidad vaya cambiando.

Si deseas continuar con tu proceso de recuperación, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“, aquí encontrarás una técnicas que te ayudarán a nivel inconsciente para que desidealices a tu ex, que su recuerdo ya no te duela y sigas con tu vida con normalidad en el menor tiempo posible. HAZ CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE EL LIBRO.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 151 seguidores

%d personas les gusta esto: