Como Dejar de Extrañar a Tu Ex

11 marzo 2014

como dejar de extrañar a tu ex

¿Has tenido esa sensación de extrañar a tu ex porque extrañas también los momentos que pasabas con él/ella? ¿Extrañas cómo te hacía sentir y, por lo general, todo lo que viviste junto a esa persona ya que le daba a tu vida un toque de emoción y de alegría que no conseguías por tu propia cuenta?

Si la herida está fresca y te han terminado hace poco, probablemente en más de una ocasión has tenido ganas de llamarle para que sepas cosas de su vida y para que este también se entere de la tuya. Lo desalentador del caso es que sabes que ya no tiene sentido hacerlo y, por cada vez que intentas mantener una conversación “amistosa” con tu ex, este te rechaza inmediatamente. Obviamente aquí las cosas están más que claras pero tu mente y tu corazón no quieren entender. Tu trabajo es ponerlos en sintonía tras un arduo proceso de perseverancia.

Para como dejar de extrañar a tu ex, primero grábate a fuego estas dos frases: “Cuando tienes un buen presente, no tienes necesidad de extrañar el pasado” y “Dejas de extrañar el pasado cuando te emociona lo que vendrá en el futuro”.

Seguramente en más de una ocasión habrás sentido que tu presente es un desastre y tu futuro aterradoramente incierto porque tu pasado te condena. Ahora crees que no podrás dejar de extrañar a tu ex, crees que no podrás superarlo, crees que la tristeza se convertirá en depresión, crees que estás condenado a estar sufriendo una y otra vez porque se fue aquello que te hizo feliz alguna vez. Dudas constantemente de tu capacidad para afrontar esta desventura.

¡Cuán equivocado estás!

Y sabes que lo estás, pero has aprendido a querer siempre ganar, a salir victorioso en todo momento y a salirte con la tuya por eso que te cuesta darte por vencido. Pero debes comprender que en ciertas batallas, se gana más al abandonarla que al seguirla testarudamente.

Además, tienes razón en cuanto a tu “desastroso futuro”, ¿y sabes por qué? Porque eso es justamente lo que estás deseando para ti aun cuando supuestamente quieres salir de este hoyo. Sin querer estás siendo tu propio enemigo al pronosticarte un futuro fatalista. Es momento de alinear tus presagios con tu verdadero deseo de superarlo.

Del mismo modo en que tienes razón cuando dices que será muy triste, difícil e imposible de olvidar a tu ex; también tienes razón cuando dices que esto será solo un mal momento de la que luego recordarás como una valiosa fuente de lecciones aprendidas. Es como aquella famosa frase que dice: “Tanto si crees que puedes como no, tienes razón”.

La vida es así: No puedes controlar lo que sucederá en el exterior, pero sí puedes modificar tu ánimo y abrir tu mente para ver más allá de la emoción que sientes ahora y así puedas seguir en la dirección correcta.

Cada vez que tú dices que no dejarás de amar a tu ex, que ya no encontrarás a alguien de quien enamorarte, que todas las personas del sexo opuesto siempre se aprovechan de ti; TIENES LA SANTÍSIMA RAZÓN POR LO MISMO QUE TÚ CREES QUE SERÁ ASÍ. Por tanto, quien se recupera de una desamor, en gran medida lo hace porque pese a la dificultad del asunto, rompió y sepultó la idea de que no iba a poder. Porque decidió pensar de un modo más productivo y sensato para librarse de quien ya no es parte de su vida por lo mismo que está enfocado en ver lo positivo del asunto al confiar en sí mismo(a).

Dejar de extrañar a tu ex es directamente proporcional a la recuperación de tu vida personal. Es cuestión de salir afuera para enfrentarte al mundo. Tarde o temprano dejarás de extrañar al tener una vida mucho mejor de la que tienes ahora. Muchísimo mejor. Y cuando lo hayas logrado, tendrás cosas muy interesantes, divertidas y emocionantes a las que tu mente le dedicará tiempo. Tu presente se asemejará a una buena novela: tan intrigado estarás por el trama que no dejarás de leerla hasta llegar al final.

Dejas de extrañar cuando te das cuenta de que tu ex no era indispensable para tu felicidad, sino que eras tú con tu esfuerzo e iniciativa quien puede disfrutar de las múltiples opciones que hay allá afuera. Tienes tantas cosas por disfrutar en el presente que apenas puedes recordar el pasado y los buenos momentos que tuviste con tu ex. Lo que vives ahora es en gran medida muy prometedor de lo que alguna vez tu vida fue.

Mira tu proceso de recuperación y de como dejar de extrañar a tu ex del mismo modo en que lo hacían los jóvenes monjes japones que querían llegar a la iluminación. (Tradición y práctica llevaba desde hace miles de años). Ellos tenían que pasar meses incluso años de pruebas de intenso agotamiento físico y mental. Muchos no lograban resistir y se retiraban pronto del templo o del centro de entrenamiento. Otros, peses a la constante duda, seguían confiando en los cada vez más difíciles ejercicios que sus maestros les pedían realizar. Los pocos que quedaban sintiendo rendirse ante el doloroso proceso de aprendizaje, doblaban la intensidad de su concentración y perseverancia.

Y fue así como en el momento menos esperado sintieron la ansiada iluminación. Aquella maravillosa sensación de la que tanto describían los que ya lo experimentaron ahora emanaba desde de lo más profundo de su ser debido a todas las constantes penurias que tuvieron que enfrentar. Y fue así que quienes empezaban a dudar del proceso y de la eficacia del método del maestro, ahora se daban cuenta que en realidad todo tenía un propósito bien establecido.

Lo mismo está sucediendo contigo en estos momentos. No existen fórmulas mágicas para dejar de extrañar de un día para otro. Obligatoriamente tienes que seguir el camino difícil. El que te hará sudar sangre y te dejará agotado emocionalmente. En varias ocasiones estarás tentado(a) a darte por vencido y resignarte a tu sufrimiento. No obstante, debes ser consciente de que solo llegarás a tu respectiva iluminación cuando hayas vencido cada obstáculo que encuentres en el camino.

Concibe a la vida como tu mejor mentor en estos momentos. Nadie golpea tan fuerte ni da tan dolorosas pruebas como ella. Y aunque pienses que nada de esto tiene sentido, dudando de ti mismo en varias ocasiones, al final sentirás que terminaste de unir las piezas del rompecabezas del asunto y verás el panorama con mucha claridad. Acto seguido vislumbrarás el propósito de esta gran prueba: Volverte más fuerte, mejorar tu vida en general, centrarte en el presente para que muy raras veces estés extrañando tu pasado amoroso. Además, es ahora cuando tu vida va de maravilla, que tu ex ya no hace falta ni hay necesidad de extrañarlo(a). ¡Exquisita sensación de liberación con el que la vida te premia por ser un aprendiz firme y perseverante!

~~~~

Querido lector: Si estás decidido a continuar tu proceso de recuperación, mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” te será de gran ayuda en estos momentos. Este libro contiene un proceso PASO a PASO para que puedas salir adelante tras esa decepción amorosa. Además por la compra de esta adquirirás los audios que podrás descargarlos y escucharlos como complemento a la lectura. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN.

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


Como dejar de sentirse CULPABLE tras una ruptura

5 enero 2014

dejar sentirse culpable ruptura amorosa

Cuando terminas una relación, vas a empezar a sentir una serie de emociones negativas que te van a afectar durante las siguientes semanas e inclusive meses. Entre esas emociones está la culpabilidad, principalmente porque crees que pudiste haber hecho más para la relación o porque fue por ti que todo fue de mal en peor. Tanto en un caso como en el otro, este artículo te ayudará a como dejar de sentirte culpable tras una ruptura.

Cuando nunca fuiste lo suficientemente bueno(a) como para tu pareja

Por lo general este tipo de culpabilidad surge al tener una pareja sumamente exigente. Esto se debe a que al principio tenías unas ganas de complacerle en todo. Eras más que su pareja, su sirviente(a), una complaciente a tiempo completo. Esto o bien malacostumbró a tu ex para que cada vez te exija más y más o bien consolidó el defecto de exigencia que tenía desde mucho antes de estar contigo. Posiblemente porque de niño(a) tenía padres que lo mimaron demasiado.

Podías llegar hasta el fin del mundo por esa persona, podías quedarte endeudado por él/ella sin importarte las consecuencias de tener que estar con el bolsillo vacío, podías tolerar incluso que se divirtiera con un(a) amante (sabiendo y permitiéndolo en silencio) simplemente por miedo a perder a esa persona. Fue así como poco a poco tu ex, a pesar de su falta de lealtad y sinceridad hacia ti, empezaba a exigirte para que luego creas que la culpa fue tuya por no poder ser lo suficientemente bueno como para alguien tan “perfecto/especial/inteligente/guapa” como tu ex. Su estrategia era simple: Haciéndote sentir culpa, ya no te enfocabas en lo poco que tu ex aportaba a la relación, sino que tu atención solo se dirigía a lo “poco” que le dabas por tanto empezaste a ser mucho más duro(a) contigo mismo(a).

Una vez una lectora me contó que había descubierto la infidelidad de su novio. Le encaró por aquella acción poco ética de su parte, cuando de pronto el novio en vez de aceptar con la cabeza baja lo que ella tenía que recriminarle, este se llenó de furia y le empezó a soltar (¡recién!) todos aquellas cosas que ella hizo para que la situación llegase a tal gravedad. Le dijo que ella ya no era la misma de antes, cada vez estaba volviéndose celosa y eso no le gustaba. Eso mismo “provocó” que buscase a otra.

Lo curioso (y lamentable) del caso es que él se lo dijo tan molesto que al final fue la novia quien le pedía disculpas. Increíble pero cierto. Él era un hábil manipulador que se encargó de hacerle sentir culpable por la infidelidad que en todo momento él podía evitar y, sobre todo, prevenir.

¿Como dejar de sentirse culpable en este caso?

Entiende: Es cierto que podemos hacer grandes cosas en la vida, que nuestra capacidad como ser humanos es realmente infinita; pero en el ámbito de las relaciones nuestros límites están bien marcados, para ello es bueno conocerse bien a uno mismo ya que si no lo haces habrán personas que te exigirán una y otra vez algo que tú no puedes realizar. Tú te empeñarás en hacerlo porque no sabes cuál es tu verdadero límite. Es bueno que analices tus relaciones pasadas y te des cuenta de qué es lo que puedes ofrecer en una relación y tener en cuenta si tu pareja aceptará aquello de buen gusto. También debes tener la completa seguridad de que, en caso de que vea algo que no le gusta de ti, podrá hacértelo saber con la debida anticipación para alentarte a un cambio positivo y así prosperar en la relación. Esto también aplica de forma viceversa.

Recuerda: Sé humilde y sobre todo realista. Posiblemente estás sintiéndote culpable por algo que ninguna otra persona, bajo ninguna circunstancia, pudo haber realizado. Por ejemplo, sentirse culpable de que tu ex te haya dejado porque no llegaste a tener el cuerpo 10 que sabías que tanto deseaba. Otro ejemplo más común es de aquellas parejas que se sienten culpables porque jamás podían resolver conflictos amorosos por la simple y sencilla razón de que su ex pareja, bajo la oscuridad de su orgullo, no quería cooperar. Además porque también era una persona dramática que gustaba complicarse la existencia. Es practicamente imposible tener una bonita relación con alguien así; no obstante muchas personas se sienten culpables por no poder parar la tormenta que estos reyes o reinas del drama ocasionaban con bastante intensidad.

Cuando crees que por “tu culpa” la relación empeoró y luego terminó

En este caso hay una cosa que tú hiciste y, por tanto, la culpabilidad tiene una razón justificada. Puede que en realidad fuiste tú quien, debido a una noche de mucho alcohol, te emborrachaste y terminaste teniendo sexo con alguien a quien apenas conocías esa misma noche. Tu ex-pareja se llegó a enterar y por ende decidió terminar contigo. O puede que haya querido seguir contigo pero jamás su ego se repondría de aquella situación y simplemente la relación no hizo más que entrar en decadencia hasta terminar definitivamente.

¿Como dejar de sentirse culpable en este caso?

Esta forma de culpabilidad puede llegar a deteriorar la salud física de una persona puesto que ya en repetidas veces he escuchado casos de lectores y lectoras que me contaban cómo la culpa les impedía dormir, comer y concentrarse en entorno laboral o académico.

Comprende: Es cierto que de algún modo tienes que sentirte culpable. Eso es una emoción natural que surge tras un error por parte de nosotros. Pero lo que verdaderamente ocasionará un deterioro en tu ánimo emocional y bajo rendimiento físico, serán los pensamientos que circulen y/o permitas entorno a esa culpabilidad.

La culpa fue tuya, PERO fue por un error que, como cualquier otro humano, tuvo en su camino para ganar más experiencias que le ayudarían en las futuras relaciones.

Es cierto que a veces un error puede tener consecuencias fatales así como que ni siquiera se notan. También es cierto que fue tu culpa que le fueras infiel a tu ex-pareja; puedes darte cierto tiempo para sentir ese peso de tu falta de responsabilidad; pero en determinado momento puedes convertir esa mala experiencia negativa en una lección que te llevará a una o varias maneras de prevenir una infidelidad en tu futura relación. A partir de ahora, para que no caigas, evitarás cierto tipo de personas para que no te hagan cierto tiempo de invitaciones y así no seas tan propenso(a).

Es evidente que esta forma de pensar puede tardar; nadie ha dicho que cambiar tu percepción de las cosas y de la vida en general se hace de un momento a otro. Tienes que darte tiempo para que con cada nueva experiencia, las cosas que aparentemente te hacían sentir culpable, con el tiempo solo sean un motivo más para que repases en tu pasado y analices objetivamente lo que puedes rescatar de esas experiencias.

Otra cosa que también debes tener en cuenta es que una emoción negativa como la culpa empezará a ganar más fuerza causándote más estragos emocionales si evitas sentir otras emociones. A veces creemos que debido a un error que cometimos ya nos debemos privar de disfrutar de la vida, lo cual este intensifica la culpabilidad. No permitas eso. Es verdad que cometiste un error que cambió muchas cosas en tu relación y en tu vida, pero también debes tener amor propio por ti y pensar de forma egoísta en momentos como este. Disfruta y permite que una emoción como la alegría entre tus amistades o la plenitud debido a un buen rendimiento laboral. Permite que estas emociones invadan tu ser de forma completa, de esta manera poco a poco irán desechando la culpabilidad. Esta ya no tendrá cabida allí.

Quizás creas que es imposible dejar de sentirte culpable tras una ruptura (en especial en el segundo caso); pero lo cierto es que tomará cierto tiempo para que tu nueva forma de ver la realidad se encargue de actuar de forma natural ante algún error que termine por afectarte mucho más. Por último, haz lo posible para eliminar todo tipo de contacto con un ex que no hace más que causarte más y más dolor recordándote aquello que has hecho mal.

No permitas que él tenga la autoridad de hacerte sentir mal. Como decía Eleanor Roosevelt: “Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”. Es por ello que te dije que seas tú quien se permita sentir mal, dejar que la culpabilidad esté dentro de ti pero hasta cierta fecha límite, luego de eso tienes que decidir superarlo y alejarte también de aquella ex-pareja que quiere verte infeliz. De lo contrario, la culpabilidad siempre estará persiguiéndote a modo de fantasma del pasado.

~~~

Si te gustó este artículo y estás dispuesto a despejarte de la culpabilidad tras una ruptura amorosa, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Además por la compra de este libro recibirás unos audios que te ayudarán a reforzar lo aprendido, estos te darán fuerzas para alejarte de un ex que no te merece. HAZ CLICK AQUÍ PARA VER MÁS INFO DEL LIBRO.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Cómo dejar de sufrir por la felicidad de tu ex

21 noviembre 2013

dejar de sufrir felicidad ex pareja

Lo que muchas veces duele a las personas que están con el corazón roto no solo es saber que la relación terminó sino descubrir que su ex no ha guardado luto por la relación, no se ha dado el tiempo mínimo como para superarlo también. Mas bien por el contrario, se fue con otra persona, reinició su vida de un día para otro, publica en el facebook fotografías de lo feliz que anda con su nueva pareja, mientras que tú estás en la completa ruina. No puedes creer que te haya olvidado así de fácil. Quieres pensar que esto es un mal sueño. Una broma de los inocentes, que una cámara te está grabando en todo momento para que aparezcas en un reality show, pero no. Esta es tu realidad… Y sucede más común de lo que te imaginas, mi querido(a) lector(a).

Si de por sí una ruptura duele y pone triste a cualquiera que de verdad haya querido a la pareja, imaginémonos lo que es combinar esta tristeza con profunda decepción y traición. Definitivamente uno se pondría muy infeliz comparándose a cómo le está yendo de bien a su pareja.

Y en este caso podría decirte que hay dos opciones en las que tendrás que tomar acción para dejar de sufrir por la felicidad de tu ex.

La primera es que en realidad tu ex, como millones de personas en el planeta, está fingiendo ser feliz al lado de alguien a quien aparentemente quiere mucho. Puede que todo el tiempo haya estado acostumbrado al qué dirán y su única fuente de satisfacción está en demostrar lo bien que le va, que está a la altura de las demás personas, que sí es feliz al lado de su nueva pareja. Que no le ha afectado en nada la ruptura que tuvo contigo.

Este caso es muy común. Y más si esa persona tiene como intención lastimarte demostrándote lo bien que le va. Eso lo podrás notar, como muchas veces me han contado, cuando “casualmente” te encuentras varias veces a tu ex con su nueva pareja. Aunque ya no es necesario que te hagan eso: Ahora llegando a casa, a la comodidad de tu habitación en tu laptop con conexión a internet, puedes ser bombardeado de imágenes que te dolerán mucho en las redes sociales.

Es fácil detectar este tipo de casos, en parte como una agradable verdad y en otra para que pises tierra, en la que podrás descubrir que no es oro todo lo que reluce.

Muchas veces me han hecho llegar casos de lectores que me cuentan que su ex le llama para decirle lo bien que la están pasando con su nueva pareja, que en realidad era lo que siempre buscaron, que fue su culpa haber provocado que la relación terminase.

Caerás en su juego cuando intentes cambiarle de opinión con que él/ella nunca te dio la oportunidad que necesitabas o que “se está perdiendo a alguien como tú”.

NO. Si recibes alguna llamada como esta o ves que tu ex intenta tener una conversación de este tipo, inmediatamente abandona la conversación, corta la llamada, elimínalo del facebook, entre otras medidas más para que esta persona deje de joderte.

Hay quienes respiran puro odio o pura infelicidad que solo tratan de aparentar y, por ende, tratan de llevarte a su misma miseria personal haciéndote creer que está muy feliz con su nueva pareja. Recuerda: No caigas en su trampa.

El segundo caso es cuando, efectivamente, esa persona es feliz. Y tú lo sabes porque has estado investigando sobre su vida personal (en vez de que curiosamente esa persona te haga saber todos los detalles de lo que le ha estado sucediendo).

Aquí es cuando el consuelo de que la otra persona está interiormente peor que tú no se aplica pero puedes comprender otra cosa aun mucho más importante: No puedes quedarte atrás. Si esa persona en realidad no te quiso, se fue con otra y está mucho mejor, sería muy triste que te quedaras atrás, sería muy triste que desequilibres totalmente la balanza. Si la relación que tenían ustedes dos no le hizo feliz, tampoco ibas a ser feliz con esa persona con el pasar del tiempo. No puedes aferrarte a lo que no era para ti. Tampoco por más que ames a esa persona puedes hacer que la relación funcionase.

Esto es la parte más difícil: la de aceptar que tu ex-pareja (tan maravillosa aun cuando ya no está contigo) está disfrutando mucho de la compañía de otra persona.

Con el tiempo esta situación va siendo más asimilable. Pero me estarás preguntando cómo se hace para que ese tiempo sea productivo, para que definitivamente deje de afectarte saber que tu ex está muy feliz con su nueva pareja o de que la está pasando mucho mejor que como cuando estuvo contigo.

La única solución a este tipo de casos es que primero no tengas una obsesión por ganarle la carrera.  Siempre saldrás perdiendo porque tu felicidad y bienestar siempre estará forzada, por tanto tendrás que cambiar de estrategia para superarlo definitivamente. Y muchas veces esa estrategia consiste en simplemente enfocarse más en sí mismo y volver a recuperar lo que perdiste estando en esa relación.

Porque hay quienes sienten que han dado mucho por la relación, sacrificaron muchas cosas de su vida personal para que al final no fuesen correspondidos como quisieran por ello tu principal fuente de recuperación estará en la manera que decidas afrontar estos momentos críticos de forma persistente.

Cualquiera en tu caso podría derrumbarse y sentirse a morir al ver lo feliz que está tu ex con su nueva pareja, pero ¿de verdad te quieres quedar allí? ¿Quieres estar odiando en silencio a tu ex y su pareja? ¿Quieres seguir teniendo esa piedra dentro de ti? ¿O prefieres soltarte de ese ancla que no te deja avanzar?

Tal vez todo este tiempo no has hecho más que enfocarte en esa persona olvidándote de ti mismo y ahora que han terminado aún te queda aprender a pensar y formar una seria relación contigo mismo(a). Tal vez eso sea lo único que falta para que dejes de sufrir por la felicidad de tu ex.

Querido(a) lector(a): Espero que este artículo te haya puesto a reflexionar y de verdad estés dispuesto a dar el siguiente paso para tu recuperación. En caso de que así sea te recomiendo que leas mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Este libro es una guía paso a paso para que puedas recuperarte de una ruptura amorosa y decidas empezar tu vida con un mejor pie. Recuerda que tendrás mi apoyo para estos momentos críticos de tu vida.

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO DEL LIBRO.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Cómo dejar de amar a mi ex?

28 febrero 2013

como dejar de amar a tu ex

A menudo suelo recibir comentarios y/o preguntas como: “Ya no quiero seguir sufriendo así. Quiero dejar de amar a mi ex pero no sé cómo!

Muchas veces pensamos que dejando de amar al ex el problema se habrá solucionado cuando, en realidad, amor es lo último que se irá al momento de olvidar y superarlo.

Déjame explicártelo mejor. Puedes dejar de amar a tu ex pero qué pasaría cuando de aquí a un buen tiempo le veas con otra persona, ambos muy agarraditos de la mano, felices, mejor de lo que estuvo contigo… ¿Cómo reaccionarías?

Si eres lo suficientemente maduro, lo más probable es que tu reacción sea interna y no lo proyectes hacia el exterior, ni se lo hagas saber a los demás pero de seguro que te chocará ver lo felices que están ellos dos ahora mientras que contigo él o ella apenas la pasaba bien… Tu ego se sentirá dañado, te preguntarás qué tiene de bueno esa persona que nunca lo has tenido tú, tu autoestima y tu valoración personal tambalearán mucho, tu mente nuevamente no dejará de pensar en esa persona a pesar de que ya le hayas dejado de amar…

He recibido muchísimos correos en las que me cuentan casos similares, por lo que muchos piensan que aún hay “algo de amor hacia sus ex’s” pero desde ahora yo te digo que en realidad es otra cosa…

¿Y si te digo que tu trabajo no consiste en dejar de amar a tu ex para olvidarlo sino, por el contrario, aprender a vivir con ese sentimiento pero erradicando todo tipo de sufrimiento innecesario, aprendiendo a vivir sin esa persona, eliminando las esperanzas que tenías de pasar muchos años con esa persona, empezando a proyectarte como alguien más independiente, sin necesitar de otra persona para ser feliz?

¿Y si te digo que dejar de amar a tu ex es un trabajo demasiado difícil (por no decir imposible) y que es mejor que te enfoques en otro tipo de recuperación?

Pues muchas personas cometen el error de pensar que dejando de amar a sus ex’s sus vidas estarían muchísimo mejor, pero no nos engañemos ni nos hagamos falsas esperanzas porque cuanto más sea tu deseo de olvidar a tu ex, paradójicamente más lo estarás recordando; por lo tanto te seguirás estancando una y otra vez hasta que de verdad el dolor siga extendiéndose en tu interior…

El primer paso que debes entender es que dejar de amar a alguien es un acto forzado que muchas veces no se da.

El dejar de amar a tu ex vendrá de alguna u otra manera pero ése no debe ser tu enfoque. Tus verdaderos enfoques deben ser:

1) Aceptar la realidad de las cosas hasta que la médula también lo acepte

Muchos te dirán: “Acéptalo, ya terminó”. Pero no basta con tan sólo aceptarlo, sino con el hecho de verdaderamente interiorizarlo.

Cuando digo que lo aceptes hasta la médula me refiero a que no debe haber ningún rastro de dudas en tu interior.

No debe haber aún ciertas esperanzas, no deben existir posibilidades de que la relación vuelva a ser como antes. No debe haber cierto optimismo con que en un futuro no muy lejano tu ex cambie (y ésto va dirigido a las relaciones dañinas).

Al principio dolerá. De eso no hay dudas, pero poco a poco el amargo sabor de la realidad se irá digiriendo hasta ya no sentirlo, hasta que sea algo normal.

2) Aprender a vivir sin esa persona 

A partir de ahora todo lo que hagas, todo aquello con lo que te has acostumbrado a hacerlo con esa persona tienes que aprender a realizarlo por tu propia cuenta.

Quieras o no quieras. Sal al mundo, desamparado, solo(a) y enfréntalo como debe ser. No te encierres, no reniegues de tu situación. Eso no hará más que seguir haciéndote dependiente de esa persona. Eso no hará más que aferrarte a la idea de que esa persona vuelva a ti y nuevamente seguirás sufriendo…

Aprende a realizar actividades que solías hacer con esa persona hasta el punto en que verdaderamente lo puedas hacer por tu propia cuenta.

Muchas personas confunden el amor con la dependencia. Y la dependencia a las cosas de la vida cotidiana pueden ser esa fuente de dudas que queremos erradicar.

Empieza hoy con independencia personal. Si no lo haces ahora, ¿cuándo será?

3) No fuerces el querer dejar de amar a tu ex

Una vez que hayas seguido un estilo de vida en la que tienes que aceptar la realidad de las cosas hasta la médula, una vez que también realices las cosas por tu propia cuenta  (cuando antes las hacías con tu ex)… Ahora es el momento seguir con tu recuperación.

No pares. Que tu vida sea un constante aprendizaje. Que todo el tiempo aprendas algo nuevo y te sientas agradecido por ello.

El dejar de amar a tu ex no es algo que vayas a lograrlo de forma consciente. Es algo que llegará de forma natural si sigues lo que te acabo de mencionar.

Porque no te puedo decir si te vas a desenamorar de tu ex mañana, dentro de un mes o dentro de un año. El dejar de amar es un misterio pero comúnmente llega cuando uno empieza a amar a otra persona, cuando está completamente harto de la situación que lo agobia o simplemente, llega sin motivo alguno…

Por eso aprende a vivir por tu propia cuenta, aprende a quererte más de lo que quizás muchísimas personas juntas lo hayan hecho en tu vida, conócete más a fondo, conoce tus fortalezas, tus debilidades, tus gustos, tus locuras, tus encantos, etc…

Curiosamente muchas personas toman esta etapa un poco dolorosa de sus vidas como una de las que más enseñanzas les ha dejado. Espero que sepas apreciar bien estos momentos y al final saques provecho de ello.

Así que ya lo sabes, no puedes dejar de amar, por lo tanto tienes que enfocarte en tu recuperación, empezar a pensar más en ti mismo(a) y por ello te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“.

Aquí encontrarás una excelente guía que te ayudará a salir adelante en estos momentos difíciles de tu vida.

SI QUIERES MÁS INFO, HAZ CLICK AQUÍ

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


“Te dejo ir porque no eres para mí”

18 enero 2013

te dejo ir porque no eres para mi

Una lectora me contó que no se sentía identificada con ninguno de mis artículos de este blog. Me dijo que en realidad en vez de que a ella la dejaran, lo que le ocurrió es que ella fue quien tomó la iniciativa de terminar la relación ya que no le hacía feliz, su novio le hacía la vida imposible, siempre peleaban, vivían una relación tormentosa…

En fin, comprendí que hablé poco de este tema por lo tanto hoy empezaré con éste del que estoy seguro que muchas personas también necesitaban leer.

Terminar como acto de resignación

El simple hecho de que termines una relación disfuncional demuestra valentía, coraje y una buena dosis de racionalidad. Terminas no porque dejaste de amar a esa persona, sino porque sabes que no te conviene.

Te resignaste a la idea de que no podrás llegar a ningún lado con esa persona.  Te resignaste a la idea de que no podrás cambiarlo(a). Te resignaste a los sueños que tenías junto a esa persona. En otras palabras, tuviste que dejar gran parte de tu vida al terminar esa relación. Por tal motivo la valentía sí que está en esa decisión.

Muchas personas prefieren vivir en una relación dramática o todavía no se deciden. Sin embargo, tú ya estás fuera de esa tormenta… Pero aún sigues amando a esa persona…

“¿Y si tomé la decisión equivocada?” 

Tienes miedo de que en el futuro cambie y que en realidad la decisión que tomaste ahora no fue la mejor pensada, tienes miedo de arrepentirte, tienes miedo de que tu ex sea feliz con otra persona cuando jamás lo fue contigo… AUSCH!!!

Pero déjame decirte una cosa: Espera lo peor para ti y quítate la angustia. Es más que probable que esa persona cambie ya que no podía hacerlo contigo al lado. No se le dio la gana de cambiar contigo por lo tanto ya tienes un buen motivo para no arrepentirte de tu decisión.

Si quiere una nueva oportunidad alegando que ha cambiado, entonces piénsalo dos veces, no permitas que la esperanza gane a la razón ya que esa persona está acostumbrada a SER de DETERMINADA MANERA CONTIGO.

Es como si tú, en tu época de la escuela secundaria siempre fuiste muy gracioso(a), siempre fuiste el más burlón del salón o la más popular y todo ésto al lado de tus mejores amigos… Sin embargo, pasaron los años, te volviste más serio o madura. Ahora estás muy lejos de ser ese joven de la secundaria. Pero da la casualidad de que tus compañeros realizan un reencuentro de promoción y en esa reunión te sientes en total confianza con todos y vuelves a ser, aunque sea de forma temporal, ese chico gracioso y burlón o la chica popular.

Lo mismo también sucede con las relaciones disfuncionales y conflictivas. Tu pareja puede haber cambiado radicalmente fuera de vuestra relación, pero una vez dentro de ella volverá a ser el mismo o la misma de antes… Es por esa razón que muchas relaciones de una segunda oportunidad terminan fracasando tal como la primera vez.

Piénsalo bien antes de alentar tus esperanzas.

El otro miedo que seguramente tienes es ver a tu ex feliz con su nueva pareja… Nadie te va a negar que no duele y que no afecta la autoestima de muchas personas, pero tampoco te vas a quedar con los brazos cruzados, tampoco vas a permitir que el pensamiento de verlos felices te haga la vida imposible.

En un anterior artículo hablé sobre cómo hacer para prevenir este tipo de sorpresas no gratas de la vida. Te recomiendo que leas ese artículo aquí: 3 Ejercicios para Olvidar un Amor. En uno de esos ejercicios te menciono una técnica de visualización para que vayas preparándote en caso de que algún día veas a tu ex con su nueva pareja y no sepas cómo reaccionar.

Créeme que te va a ayudar muchísimo ya que tienes que estar preparado para ese momento incómodo, de lo contrario ten por seguro que te va a afectar más de la cuenta.

Un buen tiempo después de la ruptura

En estos momentos puede que la duda te esté dando malos momentos, puede que aún exista la esperanza de que algo divino influya sobre tu ex para que todo vuelva a ser como antes, probablemente aún desees que vuelva y juntos puedan retomar los sueños que planearon juntos… PERO NO TE ENGAÑES…

Si ya han sido varias las veces que has chocado con la realidad, si ya viste que esa relación no daba para más, lo único que te queda es aceptar que definitivamente todo ésto acabó.

Es bueno siempre recordar lo malo de esa persona para recordar también porqué le terminaste.

Sé que te es difícil, inclusive sientas que te es imposible vencer las ganas de volver a contactar a tu ex, pero créeme que después de un buen tiempo de haber finalizado esa relación desastrosa, empezarás a darte cuenta de lo irracional y poco saludable que era estar metida en ella y aferrarte a tu ex pensando que las cosas iban a mejorar…

Una vez que empieces a desligarte de tu pasado amoroso tras haber llegado a la conclusión de que ahora, estando solo o sola, estás mucho mejor, lo único que te queda es seguir adelante.

No vale decir que ya estás recuperado y que sigas con la misma vida aburrida de siempre. No vale decir que ya lo has superado y aún sigues odiando tu trabajo, odias no haber cumplido tus sueños, detestas la figura de tu cuerpo, etc…

Una vez que hayas llegado a esa lucidez, tienes que seguir con tu recuperación y no solamente en el ámbito amoroso, también en el ámbito personal, laboral, profesional, familiar, espiritual, social, etc…

Lo importante aquí es estar ocupado con tu recuperación para no volver a recaer.

Tengo un amigo, quien ha terminado hace poco con su novia, que en este verano está tomando clases de manejo, está yendo seguido a gimnasio, pronto aprenderá surfing, entre otras actividades más para recuperar a su antiguo “yo”, ese chico con confianza, ese chico que sabía que era el mejor del mundo…

Lo mismo también deberías hacer tú para que nada ni nadie te arrastre del pasado que en estos momentos has dicho “Adiós”.

Si hace poco has tenido que terminar una relación que ya no daba para más te recomiendo leer mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Aquí encontrarás una guía especialmente para afrontar los días que siguen tras esa ruptura.

Y por si fuera poco, una vez que adquieras mi libro, también tendrás la opción de hacerme llegar tu caso personal para responderte de forma directa y objetiva. Créeme que te ayudaré bastante con este tipo de ayuda.

Si te interesa saber más detalles de mi libro, HAZ CLICK AQUÍ.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 132 seguidores

%d personas les gusta esto: