¿Hay que elegir bien con quién complicarse la vida?

22 abril 2014

 hay que elegir bien con quien complicarse la vida

Muchas veces me sorprende las frases que se popularizan inmediatamente por las redes. A veces son muy buenas, otras un poco carente de sentido común y otras parecen tan ciertas pero siguen promoviendo algún tipo de problema.

Este tipo de frases son como las canciones de desamor: Te sientes identificado con ellas, pero tan solo eso. No aporta nada más que decir: “Oh, es cierto”. Y últimamente una frase aparentemente cierta se ha popularizado: “Hay que elegir bien con quien complicarse la vida”.

Hace poco me compré un libro de grandes frases de filósofos, escritores, periodistas y cronistas de todos los tiempos y, en más de una ocasión, he leído cómo es que con frecuencia personas altamente inteligentes y respetadas por la sociedad pueden llegar a decir cosas muy lamentables sobre el amor, como por ejemplo Dostoievski: “En nuestro planeta sólo podemos amar sufriendo y a través del dolor. No sabemos amar de otro modo ni conocemos otra clase de amor.

En ese momento uno se pregunta si es que Dstoievski estaba bien de la cabeza o que si tal vez luego, al volverse a enamorar se arrepentiría de haber dicho tal frase. Si un literato de fama mundial puede decir algo tan poco inteligente porque generaliza tanto, no me quiero imaginar cómo podría ser cualquier pensador que se pone a escribir: “Hay que saber con quién complicarse la vida”.

Para empezar, quiero desmenuzar lo que realmente me molesta de esta frase.

Primero: Si vas a iniciar una relación se supone que lo haces porque la persona que amas facilita, en cierto sentido, tu existencia. Estar a su lado provoca que fluyan muchas cosas. Esa persona te inspira a seguir creciendo, te inspira a seguir soñando y a cumplir con tus metas personales. De hecho que, de vez en cuando, habrá algún problema que ponga en aprietos aquella relación.

PERO tú no buscas a alguien para que te complique la vida. Tú buscas a alguien con quién afrontar aquellos retos que vengan cuando ambos estén juntos. Tú NO buscas a alguien que se encargue de COMPLICAR tu vida. Tú buscas a alguien que te ayude a fluir más facilmente de lo que harías si estuvieses solo(a).

Segundo: Las personas que leen esa frase no se ponen a reflexionar y lo que hacen no es más que resignarse al mal amor que están escogiendo. “Oh, perfecto, entonces en realidad las relaciones siempre son complicadas, entonces tengo que elegir bien con quién seguir sufriendo” (sarcasmo).

Ten mucho cuidado. A veces estas frases parecen muy ciertas, pero si lo analizas bien, en realidad promueven un amor dañino y complicado. Cada vez que leas, veas o escuches algo con el que te sientas identificado, al final eso no es lo único que cuenta. Lo que realmente cuenta es que tú deduzcas si esa información te ayuda a crecer o, por el contrario, está influenciándote negativamente.

Tercero: Tal vez el autor en realidad haya querido dar a entender la idea del primer punto pero mucha gente lo tomará de forma errónea. En todo, también es cuestión de no solo leer por leer, sino también tener un poco de criterio propio y no dejar que una simple frase que impulse a tomar decisiones erróneas que lamentarás en el futuro.

En mi libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores” menciono muchas maneras de escoger a la persona correcta a tu vida pero también el proceso para SER TÚ la persona correcta en la vida de las demás. Es mejor que te vayas preparando para iniciar cualquier relación que esté por venir a tu vida. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE EL LIBRO.

Nos vemos pronto con un nuevo artículo!

Rolandox


Consejo para NO volver a sufrir por amor

17 abril 2014

consejo para no sufrir por amor

En este blog suelo hablar de cómo hacerle frente a una ruptura, pero ahora me gustaría tratar un poco de cómo evitar sufrir tal como sucedió con tu ex. Para ello quiero darte un consejo que te ahorrará mucho tiempo en vano sufriendo por alguien que no es para ti.

O quizás si es una persona que te corresponde y reacciona todo de lo lindo contigo, pero tienes miedo a aferrarte tanto que con el tiempo la termines cagando por el simple hecho de que ese apego se convirtió en celos enfermizos, en ganas de controlarlo todo, etc.

Un consejo que te voy a dar y que aplico todos los días de mi vida es seguir en contacto con mis cinco sentidos.

Este consejo probablemente suene un poco raro, quizás nadie nunca antes te lo haya dado para evitar sufrir por amor, pero descubrirás por qué es el mejor preventivo.

Cuando te obsesionas con alguien, cuando vives solo y exclusivamente por la persona que tanto amas, tus cinco sentidos empiezan a dirigirse hacia esa única persona. Tus ojos no pueden dejar de mirar su linda sonrisa. Tus oídos se sienten en el cielo cuando escuchas la voz de tu pareja. Tu piel solamente se eriza cuando estás en contacto físico con esa persona. Su aroma corporal te parece lo más irresistible y no hay mejor sabor que el de sus labios cuando la besas apasionadamente. Es así cuando idealizas y ves solo perfección en esa persona. Tus cinco sentidos solo reaccionan positivamente ante una sola persona y se olvida del resto del mundo.

Y no es que me refiera a que tengas que sentir este mismo gusto por otras personas, sino que deberías conectar tus sentidos a la vida en general.

Tus oídos también deben sentir placer (y mucho) por la música. Debes sentir que eres parte de la música. Quién sabe, tal vez te guste la ópera, o tal vez alguna música instrumental.

Tu piel no solamente debería sentir placer al tener contacto con tu pareja, sino también al sentir la adrenalina al practicar algún deporte en particular.

Tus labios no solamente deberían estar enganchados a tu ex, sino también deberías sentir mucho gusto al probar comidas exóticas, comidas que nunca antes habías probado. Deberías probar nuevos sabores que incluso te alegren el día como un niño termina por probar un dulce.

En tu tiempo libre no solamente deberías estar pensando solo en tu pareja, sino también deberías tener algún ocio que te llene, que te dé cierta alegría genuina como leer algún tipo de libro, como ver alguna serie, como hacer algún tipo de manualidades, etc.

Tu fuente de placer debería venir de todos lados. Debes sentir un gusto genuino por la vida. Tú debes ser capaz de SENTIRTE VIVO por tu propia cuenta y no permitir que tu pareja sea la persona que active tu humanidad o tu fuero interno.

Incluso puede que siempre busques pareja para que te ayude a impulsarte a tomar decisiones que antes no lo habrías hecho, así que ahora es momento de que intentes algo por tu propia cuenta. Esto te hará más independiente. Ya no dependerás de nadie más para tomar decisiones viajar solo o sola a un lugar que tanto has querido. Ya no dependerás de nadie para estudiar algo que tanto tiempo te ha llamado la atención. Ya no buscarás la aprobación de alguien para divertirte en un fin de semana.

Si pudiera darte solo un consejo para no volver a sufrir por amor, sería éste: Cultivar cada uno de tus cinco sentidos hasta el punto en que te enamores de la vida misma, y de ti porque sabrás que solo tú eres capaz de permitirte disfrutar todo ello. Porque si tú permites que alguien te haga sentir vivo, cuando se vaya justamente te hará sentir todo lo contrario.

Si te gustó este consejo, te recomiendo mi libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores“. Allí hablo durante todo un capítulo sobre este tema, pero también hay más de 27 consejos que te ayudarán a evitar sufrir por amor.

Prepárate desde ahora. No querrás volver a lamentar cuando ya sea demasiado tarde. Cuando estés muy obsesionado(a) con esa persona o cuando te ha dejado y se te hace muy difícil superarlo. Estás a tiempo de empezar a fortalecerte. Aquí te dejo el link para MÁS INFO DEL LIBRO.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Por qué es más difícil olvidar tu ex en la era de las Redes Sociales?

8 abril 2014

olvidar ex amor redes sociales facebook whatsapp

Hace unos días me robaron mi celular mientras paseaba por las calles de una nueva ciudad que estaba conociendo. Por suerte no me robaron nada más porque también tenía mi cámara digital que es el objeto material que más adoro ya que la fotografía es una de mis grandes pasiones. Ahora me he dado cuenta de cómo he podido estar ya una semana sin ella a pesar de estar en un país extranjero, pudiendo tener igual contacto con mis seres queridos y amigos que están a miles de kilómetros de distancia. Lo que sí es jodido es no saber qué hora es, pero curiosamente eso me obliga a preguntar a la gente de la calle la hora o simplemente no estoy tan pendiente de ello por lo que disfruto más de lo que visito.

Tenía un whatsapp que apenas utilizaba y aunque la gran mayoría de personas la tienen para chatear a través de este medio, me he visto obligado a recurrir a las llamadas a través de teléfonos públicos y locutorios. Al menos, por estos lugares sí que es frecuente encontrarlos en todos lados.

Con esta poca “conectividad” en parte he podido disfrutar más del presente que en otros viajes y también me ha surgido una reflexión muy interesante acerca de la tecnología sobre qué tanto ayuda en los problemas emocionales que podríamos tener con respecto a olvidar un amor.

La era actual de la información puede significar un gran avance para la sociedad. Muchas cosas empiezan a facilitarnos gracias al internet y, en específico, las redes sociales puesto que el celular o Smartphone está cada vez ganando más y más usuarios. Sin embargo, todo esto tiene una cara opuesta de la moneda: Estamos tan “conectados” los unos a los otros que olvidamos conectarnos con lo que realmente importa, la conexión con la vida misma.

¿Y cómo podría esto influir o afectar en nuestro proceso de recuperación? Todo esto considerando el tiempo de uso de estas tecnologías. Por ejemplo:

Te han roto el corazón hace poco y lo que haces es encerrarte en tu cuarto y durante toda una semana te pones a ver películas tristes a través de tu reproductor Blu-ray o DVD y tu televisor o tu laptop. En un principio, puede que una semana de películas te ayuden a desahogarte muy bien; pero si los utilizas en exceso (más de una semana o más del tiempo límite que te has impuesto) cada vez te vas aislando del mundo, lo cual generará otro mal. Interiormente estás dejando que una depresión germine y eche raíces cada vez más fuertes.

Puede que necesites alejarte de alguien que no te conviene, sin embargo, no haces nada para despejar tu mente. No dejas de revisar tu Whatsapp. Y puede que bajo la negatividad de tus emociones (comprensible tras una ruptura), seas propenso a ser más infeliz al creer erróneamente que la vida de las demás personas están miles de veces mejor que la tuya. Ver cómo tus amigos publican lo “felices” que son al lado de sus parejas, puede incrementar tu sensación de tristeza ahora que estás soltero(a) otra vez.

Sin embargo, esto SOLO sucede cuando pasamos tanto tiempo conectados que dejamos que nuestra vida pase mes tras mes, año tras año.

Por ello hay que entender a los dos tipos de usuarios en las redes sociales. Los usuarios activos y los pasivos. Esto quiere decir que si eres un usuario activo, normalmente entrarás a una red social como Facebook para postear algo tuyo o al Whatsapp para chatear inmediatamente con alguien que encontrarás a la hora indicada. Por otro lado, los usuarios pasivos, son los que mayormente están a la merced de la información que puede haber en las redes sociales.

Un usuario activo tiene vida propia y llena de pasatiempos que le gustan y le dan mayor placer que estar “conectado”. El poco tiempo que emplea a las redes, lo hace para publicar algo suyo y para comunicarse inmediatamente con quienes realmente quiere. La red social es un medio para llegar a las demás personas.

Un usuario pasivo por lo general gran parte de su tiempo de ocio entra a las redes sociales para “ver qué hay”. Normalmente no tiene nada definido al momento de conectarse. Espera que tal vez se pueda conectar con alguien y que esta persona le entretenga, aunque normalmente quiere enterarse de lo que le sucede a las demás personas.

Es fácil ser un usuario pasivo cuando no tenemos nada definido en la vida. Es fácil cuando siempre nos dejamos llevar por la corriente. Es fácil cuando no hemos reflexionado acerca de lo que realmente queremos. Y lo peor de todo es que cada vez más personas se están convirtiendo en este tipo de usuarios (aunque inclusivo los activos, de vez en cuando han tenido sus momentos pasivos).

Ahora, imagínate que esa red social que tanto podría ayudarte a llegar a otras personas, con el tiempo solo sirve para enterarte de lo que les pasa, por el simple hecho de tenerlo tan a mano a través de tu móvil. Cada vez los fines de semana prefieres estar chateando con tus “amigos” en vez de salir a divertirte en la vida real. Y cuando se trata de olvidar a tu ex, cuando más necesitas despejar tu mente, te resignas a la inapetencia de salidas y ves qué publica tu ex (“Por si sigue pensando en ti“)o los “amigos” que constantemente te lo hacen recordar.

Hay otro grave problema que surge al ser un usuario pasivo: Estás consumiendo constantemente tanta información que probablemente olvides algo muy importante que viste o leíste al comenzar el día.

Por ejemplo viste una reflexión mía a través de mi fan page “Rolandox”, una frase como: “Dejas de extrañar el pasado cuando te emociona lo que vendrá en el futuro”. Esta frase te iluminó y por un momento te da una clave para salir adelante. Surge en ti qué cosas puedes hacer para que te emocione lo que vendrá en tu vida con el pasar del tiempo. Hay una intención de ACCIÓN. Pero al final del día no haces nada porque ya has visto más de 20 frases de otras páginas (muchas de ellas contradictorias al mensaje que leíste de mi página como por ejemplo: “No puedo dejar de extrañar tus besos”). Puede que te hayas enterado de 4 grandes chismes que mantuvieron ocupada tu mente. O puede que hayas leído 5 noticias horribles a través de las grandes páginas de prensa “seria” que ahora sales a la calle con una sensación de inseguridad cada vez mayor. Incluso, terminando de leer este artículo, a la semana siguiente puede que apenas recuerdes una frase y sigas tu vida como si prácticamente nunca lo hubiese leído.

Con tanta información se produce la “INACTIVIDAD” (comúnmente llamado flojera o desgano). Son tantos estímulos que apenas tienes la capacidad de reflexionar con una de estas que mejorarían tu vida si de verdad las pusieras en práctica.

Ese es el verdadero problema con la tecnología cuando se trata de superar una ruptura. Necesitas utilizarlas en dosis pequeñas. No puedes abusar de ellas porque al final te convertirán en un usuario pasivo. Un usuario que deja pasar la vida. Un usuario muy fácilmente manipulable que gasta su dinero de forma impulsiva en cosas que erróneamente le harán sentir mejor.

Justamente hace poco vi un vídeo que compartió un querido amigo lector que tuve la oportunidad de conocer en persona. Este vídeo trata de cómo, parajódicamente, la red social que nos hace creer que estamos en mayor contacto, en realidad nos está aislando más del mundo. Me quedo con la frase que dice al final: “Si no somos capaces de estar solos, entonces lo único que aprenderemos será a ser solitarios”.

Curiosamente, ahora parece que cada vez a las personas les pega más fuerte el mal de amores. Cuando te termina tu pareja, no es que en ese momento te encuentras, en realidad descubres que YA estabas solo. Las nuevas tecnologías parecían darte un lugar cómodo en donde estar cuando solo te obsesionabas con tu ex. Todos tus amigos en realidad se reducen a una cantidad de números de 3 o 4 cifras como si fuesen figuritas de colección. Cada vez te haces más tímido.  Cada vez se te hace más difícil conectar a nivel emocional con otras personas. Por ello, crees erróneamente que ya no podrás conectar con nadie más así como lo hacías con tu ex.

Hace mucho tiempo en mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” escribí en un fragmento cómo es que en realidad todos podemos tener una conexión tan profunda con una persona que recién conocemos. Yo lo he sentido cuando antes salía seguido con unos amigos a conocer chicas en plena calle. Era una experiencia muy divertida que recuerdo con mucho cariño pero no todos lo han podido experimentar. Se me hacía muy difícil demostrar esto hasta que hace poco apareció un vídeo que tiene este mismo mensaje y prácticamente dio la vuelta al mundo. Seguramente ya lo has visto. Si no es así, aquí te dejo con el vídeo para que descubras por ti mismo el mensaje que te quiero transmitir:

He investigado lo que hay detrás del vídeo y, obviamente como habrás notado, la mayoría de las personas que aparecen en este vídeo son actores. Es cierto que todos cumplen con atractivo del gusto común como para no negarse al beso entre ellos. Es cierto que, de forma indirecta, han promocionado la ropa que vestían varios de los participantes. También es cierto que una de las mujeres es la autora de la canción de fondo. Pero hay una verdad que en ningún lugar ni en ningún momento se ha negado: Realmente nadie se conocía previamente. No obstante, luego de besarse, terminan como si llevasen meses de haberse conocido y de haber compartido experiencias en común.

He visto ese vídeo más de 5 veces y te puedo asegurar que las sonrisas, las miradas y los gestos son muy genuinas. Casi no se requieren de actores para que se expresen de esa manera. En unos se les ven como niños felices, en otros ya se les nota mayor intensidad sexual.

Yo compartí este vídeo en mi fan page esperando que tal vez alguna persona reaccionara mal porque iba a pensar que estaba promoviendo la promiscuidad, que “en estos tiempos ya cualquiera se enamora” (en el sentido de que el amor ya se está tratando con muy poca seriedad). Pero no hubo ni uno. Me alegra porque tengo lectores que no están con esa clase de pensamiento arcaico. Más bien hubo un comentario que me encantó muchísimo: “El amor es mucho más cercano de lo que imaginamos“.

Posiblemente este aislamiento producido por las redes sociales ya nos hacen creer que es muy difícil conectar con alguien. Nos hacen creer que el amor es una experiencia que se vive con una persona pre-destinada, que si la perdemos estamos condenados a pasar el resto de nuestras vidas sufriendo por lo que se fue.

Abre los ojos y haz que tu vida suceda fuera de esa caja rectangular o de ese aparato llamado smartphone. Más que estar “conectado”, necesitas estar en contacto contigo mismo, con la vida y con las demás personas de forma cercana. Conviértete en un usuario activo. Sé de esas personas que se virtualmente se conectan poco y que acceden a las redes sociales para publicar los pequeños progresos en su vida (y no utilizándolas como una manera de desahogar su frustración hacia su ex). Utilízalas sabia y productivamente para seguir en contacto con alguien en específico porque sabes que te ayudará a mantenerte siempre firme en tu decisión de salir adelante y olvidar a tu ex. Sigue unas cuántas páginas o mira unas cuántas publicaciones al día y reflexiona sobre un pensamiento que te ha impactado por la mañana. Haz que esa reflexión se convierta en una acción que cambie tu día y así haces eso todos los días. Ahora te vas dando cuenta de que con el pasar del tiempo se te hace más fácil olvidar a tu ex porque estás conectándote contigo mismo(a), estás conectándote con la vida misma. Y esto te va volviendo más independiente. No necesitas la tecnología para entretenerte. La vida misma ya es flujo constante de alegrías y diversiones.

Además, seguramente en uno de estos días, mientras viajas por el transporte público, en vez de estar pegado todo el recorrido a los mensajes que te llegan al Whatsapp, estás leyendo algo que te levanta el ánimo. Puede que al estar sin tu celular, como mujer, no des la apariencia de inalcanzable por el tipo que se sentó a tu lado y esto le anime a hablarte. O puede que, como hombre, al no estar pendiente de las nuevas notificaciones del facebook o whatsapp, te das cuenta que a tu lado hay una maravillosa oportunidad de conectar con alguien que podría llegar a ser alguien importante en un futuro no muy lejano. No esperes a que te roben el celular para recién disfrutar estar sin ella.

~~~

Espero que mi visión te ayude a comprender un poco mejor de por qué se te hace difícil olvidar a tu ex en los tipos de las redes sociales. Si te gustó este artículo, ten por seguro que mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” te será un buen complemento para que salgas adelante tras una ruptura amorosa. Este libro se vende en formato digital PDF por lo que también podrás leerlo en tu smartphone, en tu tablet o en tu computadora inmediatamente después de haberlo comprado.

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE ESTE LIBRO, HAZ CLICK AQUÍ.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox

ebook 7 pasos para olvidar un amor


¿Qué significa soñar con tu ex?

26 marzo 2014

que significa soñar con tu ex novio

A menudo pensamos que los sueños tienen algún tipo de significado, que hay ciertas predicciones que resolver o que nos advierten sobre algo que nos está por ocurrir. Todos estos son conjeturas, pero sí se puede deducir por qué has soñado con algo en específico.

Por ejemplo, si has tenido un sueño que parecía ser una predicción de algo que te ocurrió ese mismo día era porque en realidad tu inconsciente había visto muchas señales días anteriores, tanto así que, mientras dormías, resolvía el caso de forma silenciosa hasta predecir algo que iba a ocurrir en tu futuro inmediato. Nuestra mente es tan poderosa y trabaja de forma misteriosa cuando dormimos que todo esto demuestra el maravilloso fruto de la naturaleza y de millones de años de evolución.

Ahora, ¿qué significa soñar con tu ex, con alguien a quien has querido durante mucho tiempo?

Si acabas de terminar con tu ex hace poco, es normal que sueñes con esa persona. Tu cerebro, lo que hace cada noche, es almacenar los recuerdos que tienes, combinándolo de alguna u otra manera con otros recuerdos e información que tuvo a través de tus cinco sentidos. Esto quiere decir que cada vez que intentes recordar (o se te vengan los recuerdos) de tu ex, no serán exactamente a como lo fueron de verdad. Esos recuerdos están teñidos de otros matices, como estar contaminados por miedo, por esperanzas o alguna emoción de desprecio y traición. Puedes, de forma inconsciente, idealizarla de forma exagerada o darle un toque más malévolo de lo que ya era.

NUNCA recordarás algo con la misma precisión con la que se vivió debido a esa forma de almacenamiento mientras duermes cada noche. Esto es, hasta el momento, lo que se sabe sobre los sueños.

Pero, a su vez, también hay otra cosa que te va a interesar y que, probablemente, ya lo sepas. Los sueños revelan el grado de interés que uno siente hacia la persona. Es más común soñar con una persona que hemos querido en vez de una que nos dé igual.

Por tanto, si acabas de terminar una relación que has querido es bastante normal y comprensible que los sueños de tu ex sean frecuentes. Probablemente esto no te guste porque los sueños revelan tus verdaderos deseos de regresar a pesar de todo lo que había ocurrido. Te gustaría que tu realidad fuese igual a tus sueños. Pero debes aprender a aceptar lo que te sucede de tal manera que tu cerebro inconsciente empiece también a asimilar esa nueva realidad y ya no esté jugando con tus emociones mientras duermes.

En definitiva, si trabajas seriamente en tu proceso de recuperación poco a poco tu mente dejará de jugar con los sueños de tu ex con mucha carga emocional.

Es cierto que ese sueño refleja lo mucho que todavía quieres a tu ex, pero si la realidad te dice que ya no hay nada por hacer por esa relación, si ya hiciste todo lo posible para que todo saliese bien y no fue así; no queda otra que empezar a aceptar que es momento de pasar página.

¿Y qué significa si sueñas con tu ex pareja luego de muchos años de haber terminado? Lo único que se sabe es que la mente inconsciente trata siempre de mantener activas las neuronas que no se utilizan hace mucho tiempo. Por ejemplo si de verdad lo has superado, si ya estás con una nueva pareja, digamos que ya en un matrimonio, y sueñas con tu ex de hace 10 años, solamente es tu mente la que está soplando el polvo que se está acumulando en ese recuerdo.

Espero que te haya ayudado a resolver la interrogante de saber qué significa soñar con tu ex. No le estés dando un significado trascendental o dándole mucha vuelta al asunto. Todo esto es más sencillo de lo que imaginas. Obvio que es un proceso que incomoda y atormenta al principio, pero es parte de lo que casi todo el mundo afronta cuando termina con su pareja. Así que está en ti decidir salir adelante para que tus sueños poco a poco se acomoden conforme tu realidad vaya cambiando.

Si deseas continuar con tu proceso de recuperación, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“, aquí encontrarás una técnicas que te ayudarán a nivel inconsciente para que desidealices a tu ex, que su recuerdo ya no te duela y sigas con tu vida con normalidad en el menor tiempo posible. HAZ CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE EL LIBRO.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


El tiempo NO cura las heridas

22 marzo 2014

el tiempo no cura las heridas

No es que esté siendo pesimista, sino que ésta es la conclusión que he llegado a tener desde hace muchísimo tiempo porque muchas personas confían que el tiempo es como un doctor, un remedio que te ayudará a sanar las heridas internas que dejó una ruptura amorosa o una decepción. En realidad, el tiempo es un factor que puede favorecer; pero no es la única ni la determinante.

Con esto quiero decir que cuando una persona está dispuesta a olvidar a su ex, tiene que entender que el tiempo es factor pasivo. Y lo que realmente van a ayudarte los factores activos.

Para ejemplificar mejor: Supongamos que una persona acaba de terminar con su pareja. Esa persona se encierra en su cuarto. No tiene deseos de nada. Quiere que le dejen en paz. No está de ánimos ni siquiera para pasear. Sus padres compadeciéndose de él o ella, se hacen cargo del hijo y le consienten demasiado. Sin embargo, pasa un mes y su estado de ánimo empeora. Se enteró que su ex ya tiene una nueva relación. Sigue escuchando música con letra deprimente. Tiene poco apetito y no se esfuerza por ingerir sus alimentos a sus respectivas horas. Pasan 6 meses en esa misma rutina y ya se están viendo los deteriores físicos y emocionales en su rostro y cuerpo. Se sigue preguntando por qué la vida es tan cruel a pesar de haber dado lo mejor de sí en todo momento. Cómo es posible que amando de verdad su ex le tuviera que pagar de esa manera. Pasa un año y poco ha hecho por sí mismo(a). Se sigue preguntando por qué son tan “complicadas” las relaciones. Por qué tuvo que vivir esa mala suerte. Por qué… POR QUÉ…

Por otro lado, otra persona que también vive la misma experiencia y le duele que le hayan terminado de forma tan inesperada. Por ello se da un tiempo de duelo de dos semanas como máximo. En esas dos semanas apenas sale, pero se pone a reflexionar bastante. Aunque en un principio no puede evitar tener pensamientos negativos, poco a poco las va modificando. Poco a poco va teniendo pensamientos más positivos sobre la vida y las relaciones. También estuvo tentado a no comer pero se forzó pese a su inapetencia a respetar sus horarios. Sus padres querían compadecerse de él o ella, pero les dijo que no se preocuparan, que ya poco a poco se estaba recuperando aunque en un principio no lo veía así. Seguía manteniéndose de pie.

Pasó su proceso de duelo y ahora aceptaba las salidas que le ofrecían sus amistades a pesar de tener ganas de quedarse en casa sin hacer nada. Un par de meses más se da cuenta de que necesita hacer ejercicios físicos y también se entera de que su ex ya está con una nueva pareja. Y de pronto le surge una revelación: Le había dejado porque había dejado de ser el tipo de hombre o la clase de mujer por el que su ex se había enamorado. Entendió que ahora su trabajo era recuperarse a sí mismo. Tal vez la vida no le dio una mala jugada, sino que esa misma persona se descuidó y permitió que la relación se terminara de esa manera tan precipitada. Ahora, con ese conocimiento de sí mismo, sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Transformarse y renacer de las cenizas. Lo interesante de este caso es que llega el año y se siente totalmente recuperado tanto así que le da igual o no si su ex se vuelve a fijar en él o ella.

En ambos casos vemos árboles del mismo bosque que han sido golpeado por el mismo viento. Sin embargo, uno se dejó derrumbar y el otro persistió echando raíces más profundas y fuertes a pesar de la adversidad.

Pasó un año y uno ya pudo recuperarse y gozar de los beneficios de la liberación mientras que la otra persona, en el mismo lapso de tiempo, no hizo nada productivo. Se dejó hundir en los pensamientos negativos. No maduró. No creció como persona. No reflexionó. No aprendió de esta amarga experiencia.

Mientras la primera confiaba que el tiempo iba a curar las heridas, por ello adoptó una actitud pasiva, sumisa y perezosa. La segunda, en cambio, literalmente decidió sudar por su pronta recuperación. Tomó una actitud activa, trabajadora y realista. Sabía que el tiempo tan solo era el espacio transcurrido y que nada iba a pasar a menos que hiciese algo al respecto.

Probablemente te hayan metido la frase “El tiempo curas las heridas” y, sin querer, te estés confiando demasiado del proceso que ya estás tomando la actitud sumisa y pasiva. Ten mucho cuidado que muchas personas que no han logrado olvidar a sus ex’s y se quejan de que el amor es únicamente para sufrir, son justamente aquellas que creyeron que una fuerza externa iba a actuar sobre ellos como si de un milagro se tratara.

Nada más allá de esta realidad. Si realmente quieres que ocurra el verdadero milagro de olvidar un amor, tendrás que ponerte serio con tu proceso de recuperación y no encapricharte con el hecho de que te han roto el corazón y de que no te merecías tal trato.

En muchos casos, a la vida poco le interesa si lo que te acaba de suceder te va a beneficiar o perjudicar. El mismo viento que sopló para ti, otros lo aprovecharon para mover una vela en medio del mar, otros para impulsarse y poder volar un aeroplano, otros para simplemente mantenerse más firmes sobre la tierra sin tambalear.

Es momento de que madures y veas las cosas no como te hicieron, sino como lo que tú puedes hacer a partir de ello a pesar de que, en un principio, parecía ser tu peor pesadilla.

Para finalizar con este artículo, quiero compartirte una frase que compartí ya decenas de veces: “No es el tiempo el que curas las heridas, eres tú mismo quien se cura a través del tiempo.” El momento de actuar es ahora. No la desperdicies.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Querido lector(a), si este artículo te ha ayudado, imagina lo que un libro puede hacer por ti. Mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” es perfecto para ese tipo de situaciones en las que estás con el verdadero deseo de recuperarte tras una decepción guiándote paso a paso. Para más información del libro, HAZ CLICK AQUÍ.

¡Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Como Dejar de Extrañar a Tu Ex

11 marzo 2014

como dejar de extrañar a tu ex

¿Has tenido esa sensación de extrañar a tu ex porque extrañas también los momentos que pasabas con él/ella? ¿Extrañas cómo te hacía sentir y, por lo general, todo lo que viviste junto a esa persona ya que le daba a tu vida un toque de emoción y de alegría que no conseguías por tu propia cuenta?

Si la herida está fresca y te han terminado hace poco, probablemente en más de una ocasión has tenido ganas de llamarle para que sepas cosas de su vida y para que este también se entere de la tuya. Lo desalentador del caso es que sabes que ya no tiene sentido hacerlo y, por cada vez que intentas mantener una conversación “amistosa” con tu ex, este te rechaza inmediatamente. Obviamente aquí las cosas están más que claras pero tu mente y tu corazón no quieren entender. Tu trabajo es ponerlos en sintonía tras un arduo proceso de perseverancia.

Para como dejar de extrañar a tu ex, primero grábate a fuego estas dos frases: “Cuando tienes un buen presente, no tienes necesidad de extrañar el pasado” y “Dejas de extrañar el pasado cuando te emociona lo que vendrá en el futuro”.

Seguramente en más de una ocasión habrás sentido que tu presente es un desastre y tu futuro aterradoramente incierto porque tu pasado te condena. Ahora crees que no podrás dejar de extrañar a tu ex, crees que no podrás superarlo, crees que la tristeza se convertirá en depresión, crees que estás condenado a estar sufriendo una y otra vez porque se fue aquello que te hizo feliz alguna vez. Dudas constantemente de tu capacidad para afrontar esta desventura.

¡Cuán equivocado estás!

Y sabes que lo estás, pero has aprendido a querer siempre ganar, a salir victorioso en todo momento y a salirte con la tuya por eso que te cuesta darte por vencido. Pero debes comprender que en ciertas batallas, se gana más al abandonarla que al seguirla testarudamente.

Además, tienes razón en cuanto a tu “desastroso futuro”, ¿y sabes por qué? Porque eso es justamente lo que estás deseando para ti aun cuando supuestamente quieres salir de este hoyo. Sin querer estás siendo tu propio enemigo al pronosticarte un futuro fatalista. Es momento de alinear tus presagios con tu verdadero deseo de superarlo.

Del mismo modo en que tienes razón cuando dices que será muy triste, difícil e imposible de olvidar a tu ex; también tienes razón cuando dices que esto será solo un mal momento de la que luego recordarás como una valiosa fuente de lecciones aprendidas. Es como aquella famosa frase que dice: “Tanto si crees que puedes como no, tienes razón”.

La vida es así: No puedes controlar lo que sucederá en el exterior, pero sí puedes modificar tu ánimo y abrir tu mente para ver más allá de la emoción que sientes ahora y así puedas seguir en la dirección correcta.

Cada vez que tú dices que no dejarás de amar a tu ex, que ya no encontrarás a alguien de quien enamorarte, que todas las personas del sexo opuesto siempre se aprovechan de ti; TIENES LA SANTÍSIMA RAZÓN POR LO MISMO QUE TÚ CREES QUE SERÁ ASÍ. Por tanto, quien se recupera de una desamor, en gran medida lo hace porque pese a la dificultad del asunto, rompió y sepultó la idea de que no iba a poder. Porque decidió pensar de un modo más productivo y sensato para librarse de quien ya no es parte de su vida por lo mismo que está enfocado en ver lo positivo del asunto al confiar en sí mismo(a).

Dejar de extrañar a tu ex es directamente proporcional a la recuperación de tu vida personal. Es cuestión de salir afuera para enfrentarte al mundo. Tarde o temprano dejarás de extrañar al tener una vida mucho mejor de la que tienes ahora. Muchísimo mejor. Y cuando lo hayas logrado, tendrás cosas muy interesantes, divertidas y emocionantes a las que tu mente le dedicará tiempo. Tu presente se asemejará a una buena novela: tan intrigado estarás por el trama que no dejarás de leerla hasta llegar al final.

Dejas de extrañar cuando te das cuenta de que tu ex no era indispensable para tu felicidad, sino que eras tú con tu esfuerzo e iniciativa quien puede disfrutar de las múltiples opciones que hay allá afuera. Tienes tantas cosas por disfrutar en el presente que apenas puedes recordar el pasado y los buenos momentos que tuviste con tu ex. Lo que vives ahora es en gran medida muy prometedor de lo que alguna vez tu vida fue.

Mira tu proceso de recuperación y de como dejar de extrañar a tu ex del mismo modo en que lo hacían los jóvenes monjes japones que querían llegar a la iluminación. (Tradición y práctica llevaba desde hace miles de años). Ellos tenían que pasar meses incluso años de pruebas de intenso agotamiento físico y mental. Muchos no lograban resistir y se retiraban pronto del templo o del centro de entrenamiento. Otros, peses a la constante duda, seguían confiando en los cada vez más difíciles ejercicios que sus maestros les pedían realizar. Los pocos que quedaban sintiendo rendirse ante el doloroso proceso de aprendizaje, doblaban la intensidad de su concentración y perseverancia.

Y fue así como en el momento menos esperado sintieron la ansiada iluminación. Aquella maravillosa sensación de la que tanto describían los que ya lo experimentaron ahora emanaba desde de lo más profundo de su ser debido a todas las constantes penurias que tuvieron que enfrentar. Y fue así que quienes empezaban a dudar del proceso y de la eficacia del método del maestro, ahora se daban cuenta que en realidad todo tenía un propósito bien establecido.

Lo mismo está sucediendo contigo en estos momentos. No existen fórmulas mágicas para dejar de extrañar de un día para otro. Obligatoriamente tienes que seguir el camino difícil. El que te hará sudar sangre y te dejará agotado emocionalmente. En varias ocasiones estarás tentado(a) a darte por vencido y resignarte a tu sufrimiento. No obstante, debes ser consciente de que solo llegarás a tu respectiva iluminación cuando hayas vencido cada obstáculo que encuentres en el camino.

Concibe a la vida como tu mejor mentor en estos momentos. Nadie golpea tan fuerte ni da tan dolorosas pruebas como ella. Y aunque pienses que nada de esto tiene sentido, dudando de ti mismo en varias ocasiones, al final sentirás que terminaste de unir las piezas del rompecabezas del asunto y verás el panorama con mucha claridad. Acto seguido vislumbrarás el propósito de esta gran prueba: Volverte más fuerte, mejorar tu vida en general, centrarte en el presente para que muy raras veces estés extrañando tu pasado amoroso. Además, es ahora cuando tu vida va de maravilla, que tu ex ya no hace falta ni hay necesidad de extrañarlo(a). ¡Exquisita sensación de liberación con el que la vida te premia por ser un aprendiz firme y perseverante!

~~~~

Querido lector: Si estás decidido a continuar tu proceso de recuperación, mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” te será de gran ayuda en estos momentos. Este libro contiene un proceso PASO a PASO para que puedas salir adelante tras esa decepción amorosa. Además por la compra de esta adquirirás los audios que podrás descargarlos y escucharlos como complemento a la lectura. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN.

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


Como Saber Si Tu Ex Realmente Ha Cambiado

17 febrero 2014

como saber si tu ex realmente ha cambiado

Esta respuesta cumple con un propósito bilateral. Por un lado, si tu ex realmente ha cambiado, puede que decidas darle una “nueva oportunidad” (porque es probable que ya le hayas dado muchas otras anteriormente). Por otro lado, si la respuesta es negativa y solo está mostrando un disfraz de cambio, te quieres quitar la duda para evitar ser engañado(a) y eliminar todas aquellas ilusiones con las que poco a poco ha ido endulzando tus oídos.

Porque, siendo sinceros, este tema puede ser bastante confuso. Por un lado, quieres creer que ha cambiado pero por otro, su antecedente te dice que no lo ha hecho. En este caso quiero advertirte lo siguiente: Si vas a leer este artículo con la finalidad de hacer caso omiso a mis sugerencias, es mejor reanudar tu lectura en otra ocasión. Es poco sensato llenarte de información para al final no ponerlo en práctica. Es mejor regresar en otro momento en el que estés totalmente decidido a efectuar cambios reales en tu vida.

Como Saber Si Tu Ex Realmente Ha Cambiado

En internet hay un dicho popular que se ha compartido mucho y al cual le doy parte de la razón: “Una persona cambia por tres razones: Aprendió demasiado. Sufrió lo suficiente. Se cansó de lo mismo”. Pero no te apresures tan rápido a tomar la decisión de regresar con tu ex-pareja. Analicemos las excepciones.

“Cuando aprendió demasiado”. Para saber si tu ex realmente ha cambiado, averigüemos de qué clase de aprendizaje estamos hablando si una persona ha cambiado. La gran mayoría de personas cree que por el hecho de haber recibido un par de buenos consejos de sus amigos y familiares las cosas cambiarán. Se convencen de que sus palabras ya hicieron un eco en ellos así que van corriendo hacia donde estás tú y te dicen: “Ya comprendí que la cagué totalmente cuando estaba contigo y no sabes cuánto me arrepiento por todo lo mal que te hice. Te juro, mi amor, que esta vez sí he cambiado“.

Que tu ex se dé cuenta de sus errores personales no le basta para cambiar. Los errores solo le hacen ver las cosas de otra manera. Le indican que para la próxima hay que actuar y proceder de otra manera. No necesariamente cambiando como persona, sino de estrategia. Por ello, si te dice que ha cambiado porque ha aprendido de sus errores, no te ilusiones tan rápidamente.

La segunda razón (cuando sufrió demasiado) para saber si tu ex pareja cambió tiene más de cierto, PERO analicemos POR QUÉ razón se dio ese sufrimiento. Hay quienes están verdaderamente arrepentidos de lo que hicieron y definitivamente darse cuenta de que te provocaron un daño emocional los ha afligido tanto que tu dolor ha sido su dolor. Pero hay quienes sufren no por tu dolor, sino por la abstinencia de estar lejos de ti (independientemente de que si te duele o no). Y antes de que intentes cantar victoria alegando que tu ex no puede vivir sin ti, reflexiona lo siguiente: Tu ex sufre porque te necesita, mas no necesariamente porque te ama. (A estas alturas, siendo un lector mío, ya debes comprender que amor y necesidad no son lo mismo).

Piensa bien lo que te acabo de decir. Tal vez tengas la morbosa satisfacción de saber que sufrió sin ti, pero a la vez, ¿eso es realmente lo que quieres? ¿Que alguien esté necesitándote cada vez más y, posiblemente, cree fuertes lazos de dependencia a tal punto de que tu relación se desequilibre totalmente? ¿Quieres ver cómo luego de la reconciliación tu ex se transforma por sus celos, intenta manipularte emocionalmente y, de forma indirecta, siempre tratará de vengarse por el tiempo que le hiciste pasar sin ti?

En el otro lado de la moneda puede que haya sufrido por tu ausencia y cambie para bien. Pero ha regresado principalmente por un deseo egoísta de no sentir dolor, así que para asegurarte de que tu relación vaya mejor, la condición que debes poner es que ambos toméis una terapia de pareja por más que los problemas que los separaron parezcan no tener mucha importancia. Si no lo acepta, ¿entonces dónde está el cambio que tanto profesa haberlo experimentado?

Ahora bien, una sub-variante del caso es que acepte la terapia de pareja sabiendo previamente que es la única manera de acceder a ti para su fin egoísta, sexual o monetario; mas no para mejorar la relación. Es crucial no emocionarte inmediatamente al pensar que ha cambiado y que está arrepentido(a) por aceptar tu condición. Es mejor que, a pesar de tu optimismo frente a su cambio, guardes cierta distancia emocional para poder analizar sus comportamientos poco contundentes con respecto a su compromiso en la mejoría de la relación. Con la cabeza fría podrás deducir sus señales sutiles en su lenguaje corporal y facial empezando a ver cosas que no cuadran, que parecen no ser de una persona sincera.

Hay un enemigo interno con el que también tendrás que luchar al momento de como saber si tu ex realmente ha cambiado y es que en todos tenemos un Sesgo Confirmatorio. Eso quiere decir que uno ve lo que previamente quiere ver. Cuando quieres creer que tu ex ha cambiado, buscarás todo tipo de detalles y actitudes que confirmen que efectivamente ha cambiado a pesar de tener abundantes puntos en contra. Lo mismo sucede al revés. Cuando tu ex realmente ha cambiado pero tú, bajo ninguna circunstancia quieres creer que ha cambiado porque ya tienes una generalización muy mal del género masculino o de esa persona en general. Aunque esta actitud aparente ser un poco más sensata que la primera, no es la más justa. Y no solamente le estás privando de dar una buena oportunidad a alguien que sí se la merece, sino que tú también te privas de esa oportunidad.

Tercera razón para saber si tu ex pareja realmente ha cambiado: “Cuando se cansó de lo mismo”. Puede que en este caso, tu ex hace un buen tiempo te dejó porque se fue con otra persona o se fue a disfrutar de su soltería porque no se veía tan joven comprometiéndose seriamente en una relación contigo. Ahora ha vuelto como el hijo pródigo (se cansó de la otra o de la loca vida que llevaba) y te dice que quiere seguir contigo. Aquí nuevamente tienes que analizar el verdadero motivo por el cual quiere regresar.

¿Es que en realidad se cansó de andar buscando nueva presa semana tras semana para al final tener poco o casi nulo éxito? En todo caso, a ti te está viendo como su recurso de último minuto y tanto tú y yo sabemos que no estás para pendejadas de este tipo. Aquí tu principal enemigo es la “Resignación de Escasez” (o tu “Peor es nada”), eso quiere decir que no solo tu ex se resigna a volver contigo, sino que tú también. Para prevenir esto, tienes que tener vida social propia, de lo contrario caerás en la errónea creencia de que el amor es una experiencia que se vive una vez en la vida (y solo con tu ex). ¿O es que en realidad se dio un respiro, todo ese tiempo que estuvo sin ti, disfrutó una soltería sana y moderada, quiso aprender de sí mismo, conocerse mucho mejor, etc. y ahora que lo tiene todo claro sabe que quiere seguir contigo? En este caso, conviene plantearse bien la situación ya que puede que relación sea mucho mejor que antes. Aquí tu principal enemigo es el resentimiento. Porque si a pesar de que tu ex realmente ha cambiado, y en todo momento cuando hayan problemas vas a recordarle sus errores como una manera de exigirle mucho más trabajo en la relación, puede que se sienta agobiado por todo eso y se pregunta si realmente hizo bien en regresar contigo.

¿Acaso se fue con la otra solamente para hacer con ella cosas que contigo no podía? En este caso, la intención de regresar contigo no viene de una persona honesta (persona que justamente quieres evitar en tu vida íntima). Aquí también conviene recordar que a pesar de todo esto, no puedes evitar regresar con tu ex porque piensas que lo amas, reflexiona bien si en realidad es tu “peor es nada” (Resignación de Escasez). Sé sincero con lo que realmente sientes. ¿O es que se dejó llevar por la emoción de los primeros meses de enamoramiento, se dio cuenta que la otra persona era muy superficial y que lo que tenía contigo era de una relación seria y madura? En este caso, puede regresar con la firme idea de que tú eres la persona con quien de verdad quiere comprometerse seriamente. Aquí, tal como en el anterior párrafo, tu principal enemigo es el rencor y el resentimiento. Esfuérzate totalmente a eliminarlos si quieres reiniciar la relación con un mejor pie.

Es importante recalcar que en los dos anteriores párrafos, el ex o la ex siempre tratará de encubrir la primera razón haciéndote creer que es por la segunda. Jamás te dirá: “Con la otra disfruté cosas que contigo no podía”, en vez de ello te dirá: “Me di cuenta que para mí tú eres la única”. Jamás te dirá: “Ya llevo 6 meses sin éxito con las mujeres y tú eres mi última esperanza”, en vez de ello dirá: “Durante todo este tiempo descubrí que realmente te amo”.

Reitero: Tienes que evitar analizar bajo el cristal del Sesgo Confirmatorio. Es mejor despojarte de todo tipo de ideas preconcebidas sobre tu ex para así deducir si realmente ha cambiado o no. En todo caso convendría pedir la opinión de alguien que no tenga ningún tipo de relación o vínculo con tu ex. No conviene que lo pidas a tus amistades porque o bien puede que tu ex les caiga tan mal que lo primero que te recomendarán en base a aquello que siempre han querido decirte o bien puede que estén de su lado y te animen a tomar la decisión equivocada.

Te recomiendo ser muy crítico al momento de como saber si tu ex realmente ha cambiado. Desde ahora te digo que la gente muy raras veces cambia. Desde mi experiencia personal, tratando muchos casos de este tipo en los últimos 4 años, apenas el 10% de los ex’s realmente ha cambiado. Un 60% cambia pero muchos años después (repito: MUCHOS AÑOS DESPUÉS). Y el 30% restante JAMÁS lo hará.

Por último te quiero dejar una frase que compartí en mi facebook como Rolandox hace unas semanas atrás:

“NO PERMITAS que una cara arrepentida llena de lágrimas o un par de frases conmovedoras te hagan olvidar semanas o incluso meses de maltrato emocional y/o físico (ni siquiera cuando ocurrió hace muchísimos años).

Recuerda: Las palabras se las lleva el viento, por ello concédele a las acciones y actitudes que tuvo tu ex 10 VECES MÁS peso e importancia que a las palabras bonitas o a su actual fachada bondadosa”. – Rolandox

Si te gustó este artículo y, al final, lamentablemente deduces que tu ex no ha cambiado ni lo hará, te recomiendo que empieces tu proceso de recuperación para salir adelante sin esa persona. Mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” te ayudará bastante con tu proceso de recuperación. Esta es una guía PASO a PASO para olvidar un amor que ya no está en tu vida. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE EL LIBRO. 

Si tu ex realmente cambió y quieres evitar tener los mismos errores del pasado, te recomiendo leer mi libro nuevo y tercer libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores“. Un guía para no sufrir en el amor actuando antes de que aparezcan los principales problemas. ¡Es mejor estar prevenido! HAZ CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO DEL LIBRO. También te ayudará bastante a fortalecerte en caso de que estés solo o sola en estos momentos.

¡Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 132 seguidores

%d personas les gusta esto: