Si quieres superarlo, hazte respetar!

17 mayo 2012

A veces, siento que está en mi obligación ser un poco mano dura al momento de hablar con alguien que está afrontando un mal momento. En este caso lo haré de forma escrita pero espero que el mensaje también llegue verdaderamente hasta lo más profundo de tu corazón y te permita entrar en un momento de reflexión.

Ésto es una realidad que siempre he visto y que no te lo voy a ocultar. No es nada de otro mundo y seguramente tú lo has afrontado. Y me refiero al hecho de que sabes que no te hace ningún bien regresar con tu EX pero, al poco tiempo cambias de opinión. El tiempo y la distancia, en vez de hacerte olvidar, lo único que hacen es hacerte entrar en la nostalgia amorosa, haciéndote creer que esa persona ha cambiado, alimentando tus esperanzas y el deseo de una reconciliación.

No te lo voy a negar: Tengo lectores que leen mis libros y llevan a cabo los pasos que doy allí para superar una ruptura, siguen los consejos y, al cabo de poco tiempo respiran más libertad, ya no están pensando demasiado en sus ex’s; pero otra realidad es de aquellas personas que aún con todo eso, su frágil memoria les hace olvidar lo que ellos una vez se prometieron a sí mismos: alejarse de esa persona que les hace tanto daño y empezar de nuevo.

Seguramente pensarás que ésto de aquí lo digo con un poco de decepción, pero es al contrario, te lo digo con bastante comprensión porque yo también viví esa etapa en la que pensaba que, gracias a “esas experiencias negativas”, ahora las cosas irían mejor, que una reconciliación sería lo mejor, etc… Sin embargo, es necesario tener ciertos baldazos de agua fría para que verdaderamente aprendamos la lección.

Y es por eso que mi mensaje esta vez será bien simple, y lo hago así de simple para que se te quede grabado en tu memoria durante toda la semana y las demás que vienen:

¡Hazte respetar, joder!

Perdona si mi mensaje es un poco ofensivo en tu país, pero tómalo con mucha calma. Confía en mí, lo hago por tu bien.

Y es que muchas veces me he dado cuenta de que sucede lo siguiente:

Primero: Terminas con tu pareja (o te terminan). Recibes un shock emocional (o quizás sabías que sucedería pero no estabas preparado para afrontarlo).

Segundo: Te das cuenta  (o por medio de personas cercanas a ti) que esa persona no te hacía bien. En vez de vivir el amor, vivías un apego que conducía al sufrimiento, así que decides olvidarlo(a) definitivamente y salir adelante a como dé lugar.

Tercero: Pasa el tiempo y, sin querer queriendo, te encuentras hablando con tu ex (ya sea porque ha insistido bastante en las llamadas de reconciliación o quizás porque os habéis encontrado por casualidad en algún lugar). En menos de lo que piensas estás cayendo en sus brazos otra vez.

El problema surge luego de que tu ex ha conseguido lo que quiso. Probablemente consiguió una de estas 3 cosas:

a) Placer sexual

b) Ayuda económica

c) Otro fin egoísta

Una vez que ha conseguido cualquiera de estas tres cosas (quizás dos de ellas o quizás las 3), te das cuenta de que te ha usado. Te sientes como un muñeco de trapo. Tu autoestima decae hasta por los suelos. Te la han jugado en grande. Tus sentimientos se resienten muchísimo.

Nuevamente te entran los mismos sentimientos negativos que sentías cuando la relación había terminado. Nuevamente prometes olvidarte de tu ex para siempre y seguir con tu vida… Pero al cabo de poco tiempo esa persona te hace volver a caer en su telaraña.

¿Qué es lo que está pasando? ¿Es que acaso tu ex te está controlando como una marioneta? ¿O también tú estás permitiendo que juegue contigo?

Es más, puede que tu actitud alimenta sus ganas de aprovecharse de ti.

Sé que pensar ésto puede ser muy doloroso pero recuerda lo que te dije al principio del artículo: Sería un poco mano dura pero lo haría por tu bien.

Si no permites que se aprovechen de ti pues no lo harán

Esta regla es bastante sencilla pero es muy poderosa para alejar a aquellas personas que se quieren aprovechar de ti.

En el caso de las mujeres, cuando sus ex quieren aprovecharse de ellas mayormente lo hacen por placer sexual. Quizás ese ex ha tenido una mala semana, le ha ido mal con “la otra” o con “las otras” y sabe que tú eres un blanco fácil para satisfacer sus deseos. Así que te la juega.

Y si tú no te haces respetar entonces tu ex verá que no tienes buenas defensas y serás su víctima perfecta.

En el caso de los hombres mayormente se da cuando las mujeres se aprovechan de ellos económicamente. Utilizan su atractivo físico para hacerles caer en la trampa de que ellos van a revivir la pasión que hubo antes en la relación. Pero una vez que consiguen lo que ellas querían, se alejan.

A ambos bandos les afecta que jueguen de ese modo con sus sentimientos. Y es por eso que esta vez te digo que dejes de ser ese manso corderito porque allá afuera hay muchos leones, zorros, hienas esperando el momento indicado de ir y herirte sin remordimiento alguno.

¿Cómo saber si tienes la actitud de un manso corderito? Pues simple, nunca o muy raras veces haces respetar tus derechos como ser humano.

Eso se resume en una sola palabra: asertividad.

¡Hazte respetar, sé asertivo(a)!

Ante los hechos de la vida nosotros podemos adoptar estas tres actitudes:

La actitud pasiva: la actitud que se resigna ante los hechos de la vida tanto buenos como malos.

La actitud agresiva: la actitud que se rebela ante lo que no quiere pero muchas veces de manera grosera, sin respetar a los demás.

La actitud asertiva: esta actitud es una intermedia entre la pasiva y la agresiva. Cuando algo le incomoda o no quiere entonces hace lo posible para evitarlo, lo hace saber, etc.

Esta actitud es muy buena si quieres superar una ruptura. Hay muchas personas que toman la actitud pasiva, se dicen a sí mismos: “El tiempo curará mis heridas” y puede que nunca lo superen de verdad.

Mientras que los asertivos no esperan al tiempo, ellos se curan lo más antes posible. Piensan algo como “El tiempo nunca ha esperado por mí, ¿por qué yo tengo que hacerlo ahora?

Y, con respecto al tema del artículo, una persona asertiva siempre dirá “NO” a ese EX que le está intentando seducir nuevamente, se alejará definitivamente y hará su propio camino con total independencia.

No debe depender de nadie sino de su propia confianza y de su propio criterio para distinguir entre lo que le hace bien y lo que le hace mal.

Además los leones, los zorros y las hienas que andan sueltas prefieren ya no arriesgar con un asertivo; saben que es en vano perseguir a una presa tan difícil. Por eso mejor buscarán a otro(a) pasivo(a) que esté expuesto.

Está claro que la actitud asertiva no se la gana de un momento a otro pero cada día puedes hacer algo nuevo que refuerce esta nueva actitud.

Y hoy puedes empezar con la actitud asertiva que te ayudará a superarlo y es mediante mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“.

Recuerda que este libro no es para llenarte la cabeza de información o para que leas palabras muy inspiradoras, este libro es para personas decididas a salir adelante y para aquellas que ya no quieren seguir sufriendo en vano por alguien que sólo se aprovecha de ellas.

En serio, si realmente estás decidido a poner gran parte de esfuerzo para salir adelante, entonces mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” será tu perfecto complemento para esta decisión importante en tu vida.

Te estaré esperando en la siguiente página si has tomado la decisión de mejorar hoy mismo: CLICK AQUI PARA MAS DETALLES DEL LIBRO.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


3 Consejos Para Evitar Sentir Muchos Celos De Tu Pareja

8 septiembre 2014

consejos, evitar, sentir, celos, celar, pareja, demasiado,

(Artículo escrito por colaborador)

¿Siempre te pones celoso? ¿Los celos son una parte de tus sentimientos diarios? ¿Estás cansado de sentir celos? ¿Siente la necesidad de dejar de ser celoso? Bueno, antes de arruinar tu relación, tú necesitas aprender cómo evitar sentir muchos celos de tu pareja. Y necesitas saber que los celos en cierta medida se consideran saludables, pero en exceso van a destruir tu relación muy rápido.

Conocerte mejor a ti mismo puede ayudarte a entender por qué eres celoso. Evalúate a ti mismo y piensa por qué a menudo eres celoso. Tienes que preguntarte si hay realmente una razón para sentirlos. Es sólo a través del auto-análisis que vas a aprender a dejar de serlo.

La gente tiene la necesidad de hacer frente con los celos, cuando alguien siente que su relación está bajo ataque, o por cuestiones como la inseguridad, el miedo, el ser rechazado, el no ser amado, o de la pérdida de respeto, afecto y un gran etc.

A menudo, los celos vienen relacionados con la baja autoestima y tiene poco que ver con aspectos específicos de la otra persona. En otras palabras, uno de los dos es quien genera que haya celos sin que haya una razón de peso para dudar de tu pareja.

Es por eso que en este artículo compartiré contigo 3 consejos para evitar sentir celos de tu pareja.

Antes de empezar, primero analiza la raíz de la causa.

Pasa algún tiempo solo y encuentra la raíz de la causa de tus celos. Pregúntate, por qué razón encuentras ese sentimiento de celos. ¿Hay realmente una necesidad de tener celos? ¿Tienes alguna inseguridad en ti mismo? La razón más común de los celos es la inseguridad.

¿Tienes problemas para confiar en tu pareja? Si es así, entonces ¿cuál podría ser la razón? Abre tu mente y acepta las razones por las cuales te sientes inseguro y enfréntalos con valentía.

Bueno, ahora que ya te auto analizaste, ahora sí:

3 consejos para evitar sentir muchos celos de mi pareja.

1- Hablar las cosas con tu pareja

Ahora que sabes que tus problemas de celos normalmente son por razones tuyas, es el momento de hablar con tu pareja. Discute con tu pareja las cosas que te hacen ser celoso. De esta manera él o ella fácilmente entenderá por qué actúas de esa manera. Ambos pueden ponerse de acuerdo en algo o alguna manera para que dejes de sentir celoso. A medida que tu pareja sea consciente de las cosas que te hacen sentir inseguro, él / ella puede evitar hacer las cosas que los ocasionan.

Hay evidencias transparentes que muestran que los hombres y las mujeres tienden a expresar sus celos de diferentes maneras.

Los hombres se inclinan generalmente a negar este sentimiento, mientras que las mujeres son propensas a divulgarla.

Es por eso que es importantísimo hablar con tu pareja, comentar cual es la causa y ambos arreglar esa situación.

2- Aprender a quererte

Aprende a quererte y amarte a ti mismo y dejar fuera todas las inseguridades. Sólo te haces daño a ti mismo cuando te pones celoso. ¿Por qué dañarte a ti mismo y ponerte enojado cuando no hay realmente algún motivo de peso para celar a tu pareja? Amarse a uno mismo es como liberarse de los sentimientos negativos. Por otra parte, sólo puedes ser capaz de amar a otras personas cuando te amas a ti mismo. Ámate a ti mismo y puedes dejar de ser celoso.

El no quererte podría ser sinónimo de baja autoestima, el tener baja autoestima es sinónimo de no quererse y es bien sabido que este estado causa muchos celos, ya que sienten que en cualquier momento pueden perder a su pareja.

Estas poniendo mucha atención a tu pareja ¿y qué hay de ti? ¿Ves por qué es importarte quererse a uno mismo?

3- Aprende a apreciar lo que actualmente tienes

Apreciar las cosas pequeñas y grandes de la vida ayuda a estar contento y esa es otra clave para ayudarte a no ser celoso. Tienes que aprender a ser feliz con las cosas que tienes actualmente.

Aprende a apreciar a tu pareja y aceptar toda su personalidad. Si no tienes inseguridades, sentirás que no hay realmente ninguna razón para que tú seas celoso.

Sentirás el amor y la sinceridad de tu pareja cuando aprendas a apreciarlo o apreciarla.

Cuando aprecias a tu pareja, vas a tener bien presente que ella de igual forma lo va a hacer, ya que la estas poniendo en un estado de reciprocidad equilibrada.

Los celos son saludables, pero no a un punto en que puede destruir una relación. No hay nada como una relación basada en la confianza.

¿Y por qué son saludables? Bueno, de hecho la razón es sencilla, los celos bien llevados, son sinónimo de que realmente aprecias a tu pareja. Normalmente quien no aprecia a su pareja no tiene celos.

Sé que se lee un poco confuso, pero incluso en parejas donde pareciera que no hay nada de celos, si los hay, pero saben manejarlos y son mínimos.

Recuerda que también, siempre hay que pensar positivamente.

El pensamiento positivo trae un montón de cosas buenas a una persona. Si piensas positivamente nada puede molestarte y nada puede destruir tu paz mental. Mirando el lado positivo de las cosas te mantendrás lejos de los celosos.

En lugar de centrarte en tus celos, céntrate en las cosas positivas que tu pareja tiene.

Consejo extra:

Si tus celos son generados por algún conocido o amigo de tu pareja, evita tener contacto con esa persona por un buen tiempo, esto igual coméntaselo a tu pareja para que en alguna reunión, no invite a esa persona.

Esto te dará tiempo para analizar mejor esa situación y te permitirá arreglar esos arrebatos de celos causados por un tercero.

Ya que hayas aclarado la situación, no sentirás celos de esa persona y podrás verla sin tener un arrebato de emociones descontroladas.

Estadísticas muestran que las relaciones donde no hay celos o los hay en forma mínima, tienen una vida de pareja más feliz, más comprensiva, más romántica.

Si has conocido a parejas que bromean a cada rato sobre celos, notaras que siempre están felices, porque en realidad los celos no los toman muy enserio. ¿No te gustaría ser de esas parejas felices?

Pon a prueba los consejos que te di y notaras el cambio, plantéaselos a tu pareja y ambos trabajen. Si en la relación sólo tú eres celoso(a), pues ya tienes estas 3 herramientas que harán la diferencia en tu relación.

Habla, quiérete y aprecia las cosas. Tu vida dará un giro positivo y tu relación de pareja será mejor.

Si quieres profundizar sobre el tema de los celos para evitar sentirlos y tener una mejor calidad de vida en relación de pareja incluso antes de iniciarla, te recomiendo mi libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores“. En este libro encontrarás más de 30 errores que puedes ir evitando desde ahora para no sufrir en vano por cosas que puedes ir mejorando desde ahora tanto si estás solo(a) o en pareja.

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE ESTE LIBRO. 


Rolando Goicochea habla sobre su libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” (Radio La X de Medellín)

31 agosto 2014

¿Cómo despedirte definitivamente de un ex que ya no está en tu vida? ¿Un clavo saca otro clavo? ¿Cuánto es el tiempo prudente para volver a iniciar una nueva relación? ¿Por qué nos enamoramos de quienes no nos conviene?

Todos y otros temas más se tratan en esta apasionante y profunda entrevista con el escritor Rolando Goicochea transmitido en radio La X de Medellín junto a Paola Bustamante y Mora.

CLICK AQUÍ PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA COMPLETA

Para más info sobre mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“, haz click aquí: http://olvidaunamor.com/cb/


¿Por Qué No Logras Enamorarte De Hombres Buenos?

21 junio 2014

enamorarme hombres buenos malos no puedo

A lo largo de muchos meses muchas lectoras me han hecho este tipo de preguntas y si tú también te la has hecho puede que estés en alguno de estos tres casos:

1. Llevas un largo historial de relaciones desastrosas. Todas tus anteriores parejas comparten algo en común: o te maltrataban o te hacían la vida imposible.

2. Estás soltera, te has recuperado de tu anterior relación y hay muchos hombres buenos, amables y exitosos que desean ser ser tu novio; sin embargo, a pesar de que los admires por como son y te caigan muy bien, no logras verlo como nada más que amigos (¡incluso si ellos son capaces de dar todo por ti!).

3. Actualmente estás con una nueva pareja. Decidiste darte una nueva oportunidad en el amor. Pero no hay tanta química como cuando la tuviste con tu ex (quien, paradójicamente, te hizo daño). Te frustra no poder corresponder totalmente a quien verdaderamente lo merece. Lo quieres pero no lo amas.

Entender la problemática de raíz

Definitivamente en un artículo como este no podría entrar a todos los detalles que corresponderían a la verdadera problema de raíz; sin embargo, con un conocimiento básico de lo que realmente sucede dentro de ti puedes empezar a actuar y tener mejores resultados.

Para ello tienes que indagar en tu vida personal, en tu pasado. Cuando vivías con tus padres. Posiblemente la relación que hayas tenido con tu progenitor esté algo inconclusa y, sin querer, estás buscando repetir los mismos patrones de errores en los demás hombres en tu vida. Quizás eso ya lo sabes, pero ahora hablaremos de algo más específico.

Por ejemplo: Vivías una relación amor-odio con tu padre y eso definió tu concepto de amor. Acostumbrada a vivir con tanto drama familiar, la tranquilidad de una relación estable y saludable te aburre y quieres ir inmediatamente a quien no te hace bien justamente porque te provoca esa intriga de resolver los problemas donde es la misma pareja quien la promueve. Si no hay conflictos, peleas, gritos, celos enfermizos, no te sientes en “tu salsa”, no te sientes viva.

Para desligarte de esta adicción por el drama, primero se puede empezar con ir a un terapeuta que sepa del tema y, segundo, buscar tú mismo otra fuente de placer y sentido de vida. Probablemente la rutina te pega tan fuerte que buscas el drama porque es lo único interesante que sucede en tu vida. El problema, entonces, no es tan de amor, sino de qué tan cuidada está tu vida personal. Ahora también es momento de prestar atención a tu vida interior:

Cuando tu valía depende de la aprobación de un hombre

Puede que inconscientemente busques relacionarte con hombres emocionalmente inaccesibles porque así te las ingenias para seducirlos. La intriga de tener que demostrarle que eres alguien interesante, irresistible y a la altura de sus exigencias no es más que una clara señal de lo baja que está tu autoestima y poca valoración personal que tienes de ti misma. Cuando realmente te quieres, no necesitas ser ese león de circo que salta sobre los aros de fuego del entrenador.

Cuando una mujer está buscando aprobación en un hombre, rechazará al hombre bueno que tampoco represente ser un reto. El problema está cuando ese reto le quita las energías de vivir y cada vez su autoestima se va deteriorando. No obstante, una mujer que realmente se quiere y no necesita validación para sentirse segura, atractiva y deseable, entablará relación y se sentirá a gusto con un hombre que, por el contrario, le ayude a crecer.

Evidentemente toda mujer quiere que su hombre sea un reto; sin embargo, el reto de la mujer de baja autoestima (y quienes no logran enamorarse de hombres buenos) está en que el hombre le haga sentir mal para que ella pueda demostrarle que está a la altura; mientras que el reto de la mujer de sana autoestima está en encontrar un hombre que quiera como tal y le impulse a ser mejor cada día.

Cuando no hay pasión en el acto sexual 

Puede que con un ex que te hacía la vida imposible el sexo era lo más increíble que podía haber entre ustedes dos. Ahora que estás soltera o con nueva pareja, el sexo ya no es tan apasionado, no hay emoción. Aunque para tu actual pareja o para el otro hombre le gustó haber compartido una noche contigo, tú tuviste que fingir también haberla pasado bien. Esto no hace más que extrañar lo que tenías con tu ex y sientas que no puedes enamorarte de hombres buenos.

El acto sexual es una de los procedimientos para llegar a la verdadera esencia de la persona. Es en medio del coito y después de esta en que o bien le muestras tu verdadera esencia o sigues fingiendo (seduciendo con máscara).

Lo que sucedía con un hombre que no te convenía era que justamente el reto también consistía en ocultarle tu verdadera personalidad, tus vulnerabilidades. Siempre tratabas de mostrarte fuerte, seductora, toda una Marilyn Monroe en la cama, tu sonrisa era siempre deslumbrante, tus maniobras impecables. Tenías que complacerlo para que no se molestase contigo y te diese unas palmaditas en la espalda por tu buen trabajo como “mujer”. Hacías un buen trabajo al mostrarte muy femenina.

Sin embargo, cuando estás con un hombre bueno, éste no necesita mucha seducción de tu parte. El sexo, por el contrario, no es un juego de roles, sino la puerta a lo que realmente son. Y como llevas acostumbrada a ponerte una máscara, posiblemente por miedo a que descubran lo que llevas dentro de ti, no te provoca intriga.

Entiende: Antes tu trabajo en el ámbito sexual era mostrarte sexy, mas no abrirte y dejarle entrar a tu corazón. Eso te intrigaba y era algo con la cual reafirmabas la poca autoestima que tenías. Sin embargo, el actual hombre que está enamorado de ti, te conoce con todos tus defectos y debilidades, y no necesita que desempeñes el trabajo como la actriz que siempre eras con tu ex. Mientras antes la emoción estaba en la conquista, ahora el reto está en dejar el miedo atrás y dejar que te exploren no solo en el ámbito sexual sino también emocional.

¿Tienes heridas del pasado y miedo a que vea tus vulnerabilidades para luego aprovecharse de ti? Pues exhíbelas lo más pronto posible tal como recomienda Theodor W. Adorno: “Sólo con quien te ama puedes mostrarte débil sin provocar una reacción de fuerza”.

El proceso de conquista tanto para el seductor como para el seducido, es emocionante. No hay dudas de eso. Pero dejar que te conozcan, incluso con tus facetas más oscuras, exponiéndote a la probabilidad de que te dejen o que, por el contrario, te amen más por ser como eres, es todo un acto de valentía.

Ahora bien, todo esto desde mi punto de vista masculina puede que no suene del todo convincente si eres mujer, por ello te dejaré con esta frase de Helen Fischer, una gran mujer y antropóloga que en los últimos 20 años ha estudiado el cerebro cuando nos enamorados y ella tiene un excelente consejo para aquellas mujeres que les cuesta mantener una relación con un hombre bueno:

La mayoría de nosotros hemos conocido a alguien a quien poder admirar y con quien pasarlo bien. Una persona amable, generosa, sincera, feliz, ambiciosa, con sentido del humor, trabajadora, atractiva, interesante y apasionada, conforme a nuestros gustos. Y sin embargo no hemos podido conjurar en nosotros ese mágico sentimiento hacia dicha persona. ¿Podemos enamorarnos voluntariamente? Bueno, lo que es indudable es que lo podemos intentar. Encontrar cosas que realmente nos guste hacer con nuestro admirador. Hacerlas novedosas y emocionantes. Rechazar las distracciones -especialmente a otros amantes- y abrirnos de verdad a su forma de pensar, de sentir y de hacer el amor. Con ello es posible que consigamos estimularnos los circuitos cerebrales del amor romántico.

Entender que hombre bueno no es sinónimo de hombre aburrido

Que estés con un hombre aburrido ya explica por qué no logras enamorarte de él, entonces es muy comprensible tu situación. (También existen hombres malos aburridos y estos se quedan solterones). Por tanto, hay hombres buenos e interesantes que aun falta por conocerlos y que cuando llegue el momento, debes abrirte sin miedo a esa persona para que así la relación avance.

Además hay mujeres que son intolerantes y poco pacientes, quieren que llegue un hombre bueno que cumpla con todas sus expectativas y si no es así se sienten mal. Estas mujeres lo que en realidad necesitan es aprender de la soledad. Ya que si están infelices sin un hombre a su lado, en realidad, no han aprendido a cultivar su autoestima ni confiar en sí mismas. Si te sientes identificada con este perfil, es mejor que vivas una soledad constructiva y llena de aprendizaje personal, en vez de tener una relación infeliz, inmadura repitiendo los mismos patrones del pasado. Si una relación te mantiene en la monotonía (hombre aburrido), ni te impulsa a crecer, entonces es mejor estar sola. A veces se llega más lejos estando sola que intentando jalar a alguien que apenas se mueve: otra vez, hombre aburrido.

como prevenir el mal de amoresHace un tiempo, una lectora me comentaba su desesperación puesto que ya habían muchos hombres que querían ser su novio; sin embargo, a ella no le apetecía estar con ninguno de ellos puesto que todos ellos querían encadenarla y tenerla bajo sus órdenes. Además por presión social o por mala fama que tiene la soledad en nuestros tiempos (“Si estás sola mucho tiempo es porque tienes algo malo o corres peligro de que te quedes así por siempre“), ella se desesperaba de encontrar en esa situación. Le hice entender que como ya había salido de una relación asfixiante con un hombre que no valía la pena, su mente y corazón pedían a gritos tiempo a solas. Puesto que a veces incluso cuando llega el mejor hombre de tu vida, todavía dentro de ti hay algo que quiere seguir disfrutando de su soltería hasta que se sienta verdaderamente preparada para iniciar una nueva relación.

Espero que este artículo te haya aclarado verdaderamente por qué no logras enamorarte de un hombre bueno. Hay varios motivos. Y si te gustaría prepararte en esta soltería, para no volver a cometer los mismos errores en el amor, te recomiendo mi libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores“. Aquí encontrarás más de 30 errores que puedes ir evitándolos desde ahora para que no vuelvas a sufrir ni ser víctima en las relaciones.

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE ESTE LIBRO. 

Nos vemos en un próximo artículo!

Rolandox


¿Tu ex pagará por todo el daño que te hizo?

17 mayo 2014

vengarte de tu ex karma daño corazon

Yo tampoco creía en el karma hasta que conocí a Laura

Normalmente el término karma era algo que no solía usar mucho. Antes lo reemplazaba por “coincidencia justiciera”, lo cual, para mí, era un término más realista. Pero a medida que viajaba más y conocía a personas nuevas, me daba cuenta de que “esas coincidencias” eran más frecuentes de lo que imaginaba. Ya no podían ser solo coincidencias. Había algo más en ellas. Tal es la anécdota que viví con una lectora llamada Laura cuando estaba en Colombia y pasé por donde ella vivía: una pequeña ciudad que recibía muy poco turismo, excepto si se quería visitar las afueras que era donde había mucha belleza natural.

Yo pasé por allí a modo de descanso antes de emprender un largo viaje a Ecuador en bus (para luego llegar hasta el norte de Perú, donde me esperaba mi vuelo a Lima). Por suerte Laura me ayudó a encontrar un cómodo y barato hospedaje a pesar de que apenas habíamos tenido contacto de un par de semanas atrás a través del facebook y de que también estaba en exámenes finales de la universidad. Me sentí afortunado de tener a alguien que me pudiese mostrar la ciudad. A juzgar por la expresión en su mirada, ella estaba tan alegre de tenerme como yo de ella. Si necesitaba mi ayuda para su caso en particular se la daría con todo gusto.

El día que llegué me dio la dirección de su casa y me invitó a almorzar con sus hermanas, de las cuales una de ellas ya me había leído y pudimos compartir una breve pero agradable conversación. Luego cuando empezamos a hablar solo Laura y yo, y me confesó detalles de cómo finalizó su relación para luego darle mi punto de vista. Tanto ella y yo llegamos a la conclusión de que podía estar con la consciencia tranquila porque siempre dio lo mejor de sí y su ex simplemente no la supo valorar. Además poco a poco se daba cuenta de que era una bendición de que ese tipo le terminase yéndose con otra chica porque él tenía rasgos en su personalidad de las que intuíamos que serían de un hombre maltratador y machista. Él, estando con la otra, seguía contactando a Laura diciéndole que aún la amaba pero de forma infantil e irracional no dejaba de culparla a ella de que la relación terminara. Su falta de hombría al admitir sus errores y el creerse dueño tanto de ella como de la otra eran razones más que suficientes para alegrarse de no tener a alguien en su vida. (De hecho, Laura era una de las mujeres más encantadoras que había conocido en este viaje y deduje que este tipo lo sabía perfectamente; pero por alguna estúpida razón, en vez de una, ambicionaba tener a dos).

No contaría esta historia de no ser por lo que ocurrió después. Laura tenía que entregar o recibir unos trabajos de la universidad en la casa de una compañera. Me dijo que me llevaría en moto hasta allá y yo todo emocionado acepté acompañarla para también conocer la ciudad. Ya en camino, ella quería ir por una avenida poco transitada ya que la hora en que salimos era hora punta, pero justamente daba la casualidad de que estaba cerrada por mantenimiento. No nos quedaba otra: Teníamos que ir por la avenida principal. (Mientras el semáforo estaba en rojo, yo estaba pensando en tomar fotos a las calles, pero iba a ser difícil sacar mi cámara estando yo sentado atrás ya que en cualquier momento Laura iba a avanzar y tenía que sujetarme bien del asiento).

Cuando el semáforo cambió a verde, Laura me había dicho sorprendida que su ex había estado mirándonos. Por un momento creí que ella intencionalmente me había llevado hasta esa parte, pero luego recordé que era inevitable. Pensé que Laura iba a molestarse consigo misma, pero más la noté preocupada. En eso, entre vientos fuertes que soplaban mi rosto, ella dijo en voz alta: “Él (mi ex) estaba sonriendo hablando con alguien cuando, de pronto, se dio cuenta de que yo estaba allí. Al principio tenía una cara de sorprendido pero al notar que estabas tú conmigo su rostro cambió, como si estuviese asustado“. Empecé a reírme de la situación. Era evidente que su ex creyó que yo estaba involucrado sentimentalmente con ella o de que, como mínimo, estábamos saliendo.

Antes de que ella pudiese decir algo, yo dije en tono eufórico: “No puedo creerlo. Después de todo lo que tu ex te ha hecho, él está recibiendo un poco de su propia medicina. Habrá pensado: ¿Tan rápido se ha olvidado de mí? ¡Ahora eres tú la que puede cantar victoria!“. Laura también empezó a reírse mientras conducía la moto rumbo a la casa de su compañera. Rato después yo seguía burlándome de la situación.

Hubo una fuerza extraña que actuó a pesar de no ser conscientes de ello. Tal vez era “coincidencia” o tal vez lo que comúnmente conocemos como “karma”; eso daba igual, sea cual sea la palabra con la que se describiera este hecho fortuito pero oportuno, no podíamos negar de que estaba allí presente. Ella no buscaba ir a ese lugar para que su ex nos viera. Yo tampoco le di esa idea. Simplemente las cosas se alinearon en el momento preciso. Si la compañera no hubiese llamado a determinada hora, si la avenida no hubiese estado cerrada ese día, si yo hubiese llegado a la ciudad un día después, o incluso si Laura no se hubiese contactado conmigo un par de semanas antes cuando estaba en su país, tal vez jamás habría escrito esta divertida anécdota.

~~~

A veces nos frustra el hecho que esa persona que tanto nos hizo daño, aparentemente la está pasando mucho mejor que nosotros ahora que nos ha terminado; y más cuando descubrimos que ya tiene a alguien con quien estar (una nueva pareja, una amante testaruda o quizás más de una persona); mientras que, por otro lado, nosotros estamos padeciendo, en solitario, el camino más difícil. Es así cuando rogamos que el karma actúe sobre el ex creyendo que su castigo debería ocurrir como un acto trascendental o un proceso directo e inmediato. Hay veces en que la prontitud del acontecimiento puede estremecernos y brindarnos cierto tipo de desquite personal; pero la realidad es que en la mayoría de veces el karma actúa en forma misteriosa e imperceptible. Además, muy para tu disgusto, puede que tarde mucho tiempo en suceder.

Pero aun así no te fíes de las apariencias. La gente, en especial la desdichada, suele trabajar mucho para demostrar que está bien cuando bajo su piel aún sigue sin poder eliminar su desgracia interna. Asimismo, puede que tu frustración se base en el hecho de que no haya ningún tipo de justicia divina que recaiga sobre tu ex para que se sienta peor que tú. Sin embargo, basta con que tan solo tu ex sea incapaz de controlar su envidia al ver que te está yendo bien sin él o ella y ya es suficiente karma que le cayó por lo que una vez te hizo dentro o fuera de la relación.

Entiende: Desear que sufra por todo lo que te hizo es como tomar veneno y esperar que él o ella se muera. Puede que no pague hasta dentro de muchos años cuando ya sea una persona anciana y tenga que pasar el resto de su vida solitaria en una pensión donde nadie lo visitará (excepto si es por compromiso u obligación). En caso de que tuvieras la plena seguridad de que, en el peor de los casos, este será su destino final, ¿por qué amargarse la vida? Sabes que su condena está esperándole, por tanto despréndete de aquello que la vida y su sabiduría kármica saben hacer mejor que nadie y enfócate totalmente en ti mismo. Esto es lo que a tu ex más le va a doler.

Esto fue lo que sucedió mientras estaba con Laura. Además, con o sin mí, igual iba su ex iba a tener que afrontar el hecho de que ella ya pronto estaría con una nueva pareja. Golpe bajo para su inflado y territorial ego, a pesar de que no lo buscaba. La vida simplemente se encargó de balancear las cosas.

PD: Al final del día, por la noche, pude tomar una foto del tour que tuve en la moto mientras Laura conducía. ¡Esta fue la mejor foto que obtuve! (¡Sé que estás leyendo este artículo, Laura! ¡Gracias por todo!)

IMG_5622

Espero que este artículo te haya aclarado algunas dudas que tengas sobre tu caso personal y puedas dejar ir esos sentimientos de buscar venganza indirecta por parte del karma. No pierdas tiempo ni energías pensando en cómo hacer para que tu ex la pase mal, en vez de ello enfócate en recuperarte y salir adelante. Mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” es una guía que te ayudará en el proceso. Si deseas más info sobre este libro, HAZ CLICK AQUÍ.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Te terminaron? Un motivo más para renovarse

10 mayo 2014

cambiar renovarse ruptura amorosa decepcion olvidar ex

A menudo hay personas que son las mismas de siempre. No se renuevan, no cambian, no se adaptan. No tienen prisa por nada. Pueden estar durante años con las mismas creencias, apenas varían la ropa de su closet, frecuentan el mismo círculo social de siempre y se aferran a la misma rutina laboral que les estresa, pero hasta cuando le terminan por lo aburrido o aburrida que es, recién se da cuenta de que tenía que haber hecho cambios en su vida para evitar que le dejaran.

Es cierto que pudiste prevenir este hecho, pero no podemos hacer nada para regresar en el tiempo. Por tanto tu principal trabajo a partir de ahora será utilizar el impulso que provoca la decepción amorosa para renovarte, para salir de tu zona de confort, para probar y vivir cosas que nunca antes te habías atrevido por estar en una “linda y monótona” relación.

A veces la vida te envía este tipo de experiencias un poco dolorosas para que reacciones, para que entiendas que debes mantenerte en constante movimiento. Es como si te dijese: “¡Cambia (para bien) y renuévate ya! ¡Porque de lo contrario las demás parejas también te terminarán por el mismo motivo!“. Lo que pasó ahora en tu relación, de todas maneras iba a tener que pasar en algún momento en el futuro. Solo era cuestión de tiempo hasta que estallase. No obstante, es un buen momento para hacer esos cambios que tanto necesitas.

Tienes a tu disposición muchas herramientas, libros, audios incluso personas que podrían ser un soporte en estos momentos difíciles. Así que en vez de ser una tragedia en tu vida, tómatelo como un reto y ese reto será que en menos de un año serás una persona totalmente renovada e irreconocible a comparación de cómo te dejó tu ex.

Lo importante es que ese año cambies más para ti que para impresionar a las demás personas (en especial a tu ex). Ese año debe ser el peor de tu vida y, a la vez, el mejor porque pudiste demostrarte a ti mismo que, a pesar de la dificultad del asunto, pudiste salir adelante.

Este año demuéstrate que las victorias llegan después de haber sudado durante mucho tiempo. Que las lágrimas se secan para que luego las sonrisas sean mucho más genuinas. Que el viaje que tanto temías realizar, ahora es posible porque ya no hay nada ni nadie quien te lo impide hacer. Es momento de que pienses más en ti y te despreocupes de lo que pudiste haber para mejorar la relación. A veces, simplemente lo que sucedió, sucedió. Lo pasado, pasado. Y lo que vendrá dependerá exclusivamente de ti. Si no haces nada al respecto y te quedas llorando por lo que pudiste haber hecho, luego también lamentarás haber llorado más de la cuenta y no haber actuado a tiempo.

La vida es un ciclo que pareciese nunca terminar. Todo lo que sucede ahora tiende a terminar ya sea bueno o malo. El invierno que vives en tu interior, quieras o no quieras, tendrá que terminar, solo no pongas resistencia. Deja que la tristeza salga como debe salir y que lo demás entre como debe de entrar.

Hay personas que les gusta hacerse mil veces la misma pregunta y si se la responde, suelen hacerse más preguntas que al final terminan hriéndoles más. Ten cuidado de preguntarte tanto “Por qué, POR QUÉ”… En vez de ello pregúntate algo como: “Qué puedo hacer ahora para mejorar mi autoestima”, “En qué manera puedo motivarme cada vez que me levante a trabajar”, “A quiénes debo acudir para un buen consejo y actuar para que este dolor se pase”, “Cómo hago para que la tentación de llamar a mi ex se vaya disminuyendo”. Estas preguntas son mucho más productivas que simplemente preguntarte: ¿Por qué?

RECUERDA que aun cuando te veas tentado(a) a echar la culpa a la otra persona de tu desdicha personal, sigue dependiendo exclusivamente de ti. Por más que llores diciendo que esa persona te hizo miles de promesas que no ha cumplido, sigue dependiendo de ti el tomar la decisión de salir adelante. Por más que hayas podido dejar a esa persona sabiendo que no te quería, sigue dependiendo de ti a partir de ahora cómo decidas afrontar este momento difícil.

Aun si este artículo fuese el mejor del mundo para ayudarte a superar lo de tu ex, puede no servir de nada si tú no te propones cambiar.

Si te han dejado, entonces cambia. Renuévate. Lo mejor que puedes hacer para vengarte de tu ex es que con el tiempo se dé cuenta de que perdió a alguien que valía la pena tener al lado. Y si en realidad fue una bendición que terminaras con tu ex porque la relación era una pesadilla, con el tiempo podrás disfrutar de una libertad que nunca antes podías gozar. Quizás ahora por alguna inexplicable razón tengas la ridícula necesidad de volver con quien no te conviene, pero en cuanto lo superas, en cuanto recobras el amor propio, en cuanto te mires al espejo y realmente te guste lo que estés viendo, naturalmente tendrás deseos de alejarte de lo que no te hace bien. No necesitarás técnicas ni soporte extra, simplemente te alejas de lo que no encaja, de lo que no da para más. Es una experiencia mágica por la que vale la pena trabajar día tras día.

Espero que esta reflexión te haya motivado a seguir con tu proceso de recuperación. Recuerda que para seguir trabajando en ti mismo(a), te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. Aquí podrás encontrar una guía PASO a PASO que te ayudará a salir adelante tras una ruptura amorosa. Tu problema tiene solución. Y la única persona que te puede ayudar a mejorar tu situación eres tú mismo(a). Si dejas que el tiempo pase porque “sanará las heridas”, tal vez demore mucho más de lo que imaginas. Es mejor tomar acción y ser uno mismo el que cure las heridas. Seguramente se curarán mucho más pronto de lo que fue con otras personas. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO DEL LIBRO.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


Cómo dejar de insistir por un mal amor del pasado

7 mayo 2014

como dejar de insistir agobiar molestar a un ex amor del pasado

Cuando persistimos en algo que nos aportará felicidad, el tiempo y el esfuerzo que le dedicamos a ese fin no solamente nos beneficiará emocionalmente sino que en el proceso nos sentiremos muy contentos de estar haciéndolo. Pero hay veces en que insistimos tanto en lograr un objetivo que olvidamos disfrutar el proceso. Tal es el caso de las personas que aun, a pesar de la aparente incompatibilidad de sus vidas, insisten una y otra vez en un mal amor del pasado.

No tendría nada de malo si es que ese amor del pasado también estuviese empeñoso de llevar adelante la relación, pero el problema surje cuando se complica por cualquier cosa. Al final ambas personas están tan enganchadas el uno al otro que les es difícil separarse definitivamente.

Este tipo de personas no han aprendido a dejar atrás aquellas cosas del pasado. No solamente en sus relaciones son así, sino también en muchas áreas de sus vidas. Pueden tener el mismo trabajo que tanto detestan a pesar de soñar con hacer algo propio. Pueden seguir viendo a los mismos amigos que apenas les caen bien teniendo el deseo de conocer personas más interesantes. Puede seguir viviendo en la misma ciudad de siempre a pesar de haber tenido la oportunidad de irse al extranjero a probar suerte o simplemente conocer otra forma de vida. En todo momento se aferran al pasado, a lo ya conocido, a lo cómodo, a lo que ya son expertos y realizan casi inconscientemente.

Es por eso que, por lo general, en sus relaciones también tienen el mismo problema.

Para como dejar de insistir por un amor del pasado que ya no funciona bajo ningún tipo de circunstancia, debes cambiar esa creencia conformista y tradicional. (Incluso puede que inclusive de tanto hacer lo que no te gusta estalles de hastío y todo empiece a cambiar en tu vida de forma radical. Si es así, genial.)

Sabes que puedes encontrar y relacionarte con una nueva pareja pero son tus creencias limitantes las que te hacen volver con tu ex. ¿Cuáles son esas creencias? Tal vez sea algo como: “El primer amor es el verdadero amor“. Quizás sea mejor acomodar esa creencia fatalista y deplorable. Me gusta cómo lo dice Antoine de Saint-Exupery: “Al primer amor se le quiere más, a los otros se le quiere mejor“. Este cambio de creencia te puede ayudar a despegarte de los amores pasados que ya no pueden prevalecer y estar abierto a nuevas posibilidades.

Otra creencia errónea y conformista que tal vez puedas tener es: “Me arrepentiré toda mi vida si no lucho por ti hasta el final”. Nuevamente, tenemos que hacer un pequeño arreglo a esta creencia: Sí, puede que te arrepientas, por tanto debes dar lo mejor de ti; pero siempre y cuando sea algo que te sea humanamente posible realizar. Hay veces en que ese “llegar hasta el final”, requiere que tengas superpoderes y complazcan a un eternamente insatisfecho y perfeccionista. ¿Vale la pena todo el esfuerzo si esa persona al final jamás se sentirá contenta por lo que haces ya que en vez de resaltar lo bueno, te criticará por lo que aún no has logrado? A veces es una bendición que una relación de ese tipo haya tenido una ruptura abrupta e inesperada ya que así te obliga a dejar de insistir.

Incluso es mejor cuando te han dejado por otra persona (aunque apena saber que la otra persona tal vez sufra lo mismo que tú), aun cuando te sientes ofendido ya que siempre creías que eras alguien especial o la única en su vida; pero esta amarga experiencia te enseña una valiosa lección de humildad: No siempre serás el/la Número 1 de alguien para toda su vida. Duele verlo de esa manera pero es la manera más madura y precisa de sobrellevarlo.

Para dejar de insistir por un amor del pasado tienes que repasar tus creencias, aquellas que tal vez te hagan regresar con quien tú ya sabes que no es para ti. De ser así escríbelas para que seas más conscientes de ellas y puedas cambiar, modificar o acomodarlas a las circunstancias. Ya te di dos ejemplos, ahora es momento de que tú hagas el resto del trabajo.

Si deseas ahondar en este tema y seguir con tu proceso de recuperación, te recomiendo mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor“. En este libro encontrarás una guía PASO a PASO para eliminar todo tipo de creencias erróneas que te hacen sufrir una y otra vez por alguien que ya es parte de tu pasado.

Si deseas saber más info sobre este libro, te recomiendo HACER CLICK AQUÍ.

ebook 7 pasos para olvidar un amor

Nos vemos la próxima semana con un nuevo artículo!

Rolandox


¿Hay que elegir bien con quién complicarse la vida?

22 abril 2014

 hay que elegir bien con quien complicarse la vida

Muchas veces me sorprende las frases que se popularizan inmediatamente por las redes. A veces son muy buenas, otras un poco carente de sentido común y otras parecen tan ciertas pero siguen promoviendo algún tipo de problema.

Este tipo de frases son como las canciones de desamor: Te sientes identificado con ellas, pero tan solo eso. No aporta nada más que decir: “Oh, es cierto”. Y últimamente una frase aparentemente cierta se ha popularizado: “Hay que elegir bien con quien complicarse la vida”.

Hace poco me compré un libro de grandes frases de filósofos, escritores, periodistas y cronistas de todos los tiempos y, en más de una ocasión, he leído cómo es que con frecuencia personas altamente inteligentes y respetadas por la sociedad pueden llegar a decir cosas muy lamentables sobre el amor, como por ejemplo Dostoievski: “En nuestro planeta sólo podemos amar sufriendo y a través del dolor. No sabemos amar de otro modo ni conocemos otra clase de amor.

En ese momento uno se pregunta si es que Dstoievski estaba bien de la cabeza o que si tal vez luego, al volverse a enamorar se arrepentiría de haber dicho tal frase. Si un literato de fama mundial puede decir algo tan poco inteligente porque generaliza tanto, no me quiero imaginar cómo podría ser cualquier pensador que se pone a escribir: “Hay que saber con quién complicarse la vida”.

Para empezar, quiero desmenuzar lo que realmente me molesta de esta frase.

Primero: Si vas a iniciar una relación se supone que lo haces porque la persona que amas facilita, en cierto sentido, tu existencia. Estar a su lado provoca que fluyan muchas cosas. Esa persona te inspira a seguir creciendo, te inspira a seguir soñando y a cumplir con tus metas personales. De hecho que, de vez en cuando, habrá algún problema que ponga en aprietos aquella relación.

PERO tú no buscas a alguien para que te complique la vida. Tú buscas a alguien con quién afrontar aquellos retos que vengan cuando ambos estén juntos. Tú NO buscas a alguien que se encargue de COMPLICAR tu vida. Tú buscas a alguien que te ayude a fluir más facilmente de lo que harías si estuvieses solo(a).

Segundo: Las personas que leen esa frase no se ponen a reflexionar y lo que hacen no es más que resignarse al mal amor que están escogiendo. “Oh, perfecto, entonces en realidad las relaciones siempre son complicadas, entonces tengo que elegir bien con quién seguir sufriendo” (sarcasmo).

Ten mucho cuidado. A veces estas frases parecen muy ciertas, pero si lo analizas bien, en realidad promueven un amor dañino y complicado. Cada vez que leas, veas o escuches algo con el que te sientas identificado, al final eso no es lo único que cuenta. Lo que realmente cuenta es que tú deduzcas si esa información te ayuda a crecer o, por el contrario, está influenciándote negativamente.

Tercero: Tal vez el autor en realidad haya querido dar a entender la idea del primer punto pero mucha gente lo tomará de forma errónea. En todo, también es cuestión de no solo leer por leer, sino también tener un poco de criterio propio y no dejar que una simple frase que impulse a tomar decisiones erróneas que lamentarás en el futuro.

En mi libro “Cómo Prevenir el Mal de Amores” menciono muchas maneras de escoger a la persona correcta a tu vida pero también el proceso para SER TÚ la persona correcta en la vida de las demás. Es mejor que te vayas preparando para iniciar cualquier relación que esté por venir a tu vida. CLICK AQUÍ PARA MÁS INFO SOBRE EL LIBRO.

Nos vemos pronto con un nuevo artículo!

Rolandox


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores

%d personas les gusta esto: